Manifestación

Familiares de niños con autismo marcharon en Mendoza: su reclamo y la ley que no sale

Los manifestantes concentraron en San Martín y Peatonal, desde donde marcharon hasta la Plaza Independencia, frente a la Legislatura. La demanda generalizada giró en torno a la falta de profesionales de la salud y la educación formados en la materia, a la escasez de centros de abordaje y rehabilitación, y a la burocracia reinante en las obras sociales a la hora de tramitar la cobertura de un tratamiento.

Lorena Ortega es docente de nivel primario y mamá de Julián, un niño de cinco años diagnosticado con Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), una patología que se caracteriza por la dificultad en el procesamiento del lenguaje o de abstracción de la información significativa para almacenar datos a corto plazo. "Necesitamos que la ley se cumpla; que los profesionales de la salud y la educación conozcan sobre TEA, y tengan el respaldo académico y económico", sostuvo, en diálogo con Sitio Andino.

Medio centenar de personas se manifestaron en la Peatonal San Martín (Foto: Medios Andinos)

Enumeró los diversos inconvenientes que deben atravesar las familias y pacientes a la hora de obtener un turno médico a través de una mutual, a raíz de las demoras administrativas y la insuficiente oferta de neurólogos infantiles especialistas en esa afección. "Se genera un retraso en la detección precoz, que es fundamental para su abordaje, y perjudican el tratamiento del niño, haya o no sido diagnosticado", reveló.

Detalló que existe un desconocimiento generalizado en la sociedad, e incluso en los trabajadores sanitarios y del sistema educativo. Por tal motivo, solicitó al Ejecutivo la promoción de campañas de difusión y concientización, además de la dotación de equipos de fonoaudiología y terapia de lenguaje en las escuelas.

El tecnicismo que "frenó" una ley

Dentro del espectro autista aparecen diferentes patologías con características propias, como el síndrome de Asperger, que afecta la interacción social recíproca, la comunicación verbal y no verbal detrás de una resistencia a la aceptación al cambio y una inflexibilidad del pensamiento (como poseer campos de interés estrechos y absorbentes).

En 2019 se sancionó la Ley 27.517, que instituye el 1 8 de febrero de cada año como el "Día Nacional del Síndrome de Asperger", durante el cual se deberán realizar actividades escolares y campañas de visibilización. Un año después, la senadora Cecilia Juri (Frente de todos) presentó una norma similar a fin de establecerlo también en la provincia.

La senadora Juri (FdT), autora del proyecto (Foto: Prensa Legislatura)

El expediente fue aprobado en la cámara alta, pero en Diputados sufrió modificaciones, entre ellas una adhesión de Mendoza a la ley nacional. Sin embargo, desde el Senado entienden que no es necesario, ya que la norma federal no lo especifica. Po lo tanto, desde septiembre del año pasado permanece en la comisión de salud de la HCD, a la espera de ser sancionado.

" Por una cuestión de técnica legislativa el proyecto está frenado y hay organizaciones de familiares que necesitan que exista una mayor concientización y actividades de sensibilización, objetivo que se lograría teniendo instituido el día", explicó a este medio la autora de la iniciativa.

Señaló que su bloque en Diputados ha solicitado la preferencia para ser tratada la media sanción del Senado. "Más allá de esta diferencia, lo que importa es el fondo: pedir que el sistema educativo reflexione para mejorar la inserción de los chicos/as, y el sanitario se forme para tener un diagnóstico a tiempo y facilitar el acceso a derechos básicos", manifestó la legisladora peronista.

Gabriela Arias, presidenta de la Asociación Asperger Mendoza, pidió celeridad en el tratamiento del proyecto, y anticipó que la semana próxima se manifestarán frente al recinto para hacer oír su reclamo. "Faltan un par de firmas, pero se ve que los diputados nuestros están muy cansados y no tienen ganas", ironizó.

Te Puede Interesar