ola de calor
En medio del aumento y con picos de consumo, Suarez promete una obra eléctrica
Jueves, 13 de enero de 2022
Por: Cecilia Zabala

En medio de la ola de calor que llevó el consumo eléctrico a niveles récord en Mendoza, con los consecuentes cortes del servicio, y el mismo día en que se conoció la suba de la tarifa eléctrica,  el gobernador Rodolfo Suarez salió a marcar la cancha y mostrar los avances en una obra que considera estratégica para su gestión. La promesa de avanzar con esto la hizo durante la campaña de cara a las elecciones legislativas de este año y en proceso licitatorio inició en octubre.

La obra en cuestión es la línea de alta tensión Cruz de Piedra-Gran Mendoza, que podría licitarse en el primer trimestre de este mismo año. Si bien estaba previsto que la apertura de sobre se concretara en diciembre, a pedido de unas nueve empresas interesadas, se extendió a febrero de este año. 

Funcionarios y representantes de empresas realizaron las visitas técnicas para conocer detalles de la obra. 

"Hoy el sistema eléctrico de Mendoza tiene instalados 1500 Mega Vatios de potencia en generación. Esta obra nos va a permitir incorporar 1000 Mega Vatios más del sistema Argentino, lo que nos dará seguridad eléctrica frente a fallas del sistema de generación y fenómenos climáticos", aseguró el gobernador a través de su cuenta de Twitter.

El mensaje no llega un día cualquiera, sino en medio de una ola de calor extremo con alerta roja que rige desde hace varios días para todo el territorio provincial. Y que llevó a un consumo de energía eléctrica récord. El martes la provincia superó la máxima demanda histórica de electricidad, cuando la potencia llegó a 1.168MW, en horas del mediodía.

Por eso, Suarez prometió que esta obra "resolverá problemas actuales, ya que hace más de 10 años que Mendoza no cubre sus picos de demanda en el verano. También este proyecto nos permite continuar desarrollando energías renovables y proyectos hidroeléctricos que generan empleo y crecimiento".

Sobre la obra

 El plan de Suarez para avanzar con una obra eléctrica pensada hace 40 años

 Gobierno de Mendoza lanzó la licitación para una obra energética con la que se busca ampliar (casi duplicar) la potencia energética eléctrica y evitar el riesgo de colapso en el que se encuentra la red de Alta Tensión (AT). La obra Línea de Alta Tensión 220 kV - Cruz de Piedra - Gran Mendoza está proyectada desde hace más de cuarenta años y se calcula un valor de 22 millones de dólares. Permitirá cubrir la demanda creciente y la Transición Energética apuntando a la descarbonización de la matriz energética provincial, permitiendo la incorporación de nuevas fuentes renovables.

Se trata de una obra que Edemsa intentó llevar a cabo en 2007 y en 2011, pero no logró los permisos necesarios. Y es una de las de mayor importancia para el sistema eléctrico de Mendoza, que está en carpeta desde los años 80, pero no logra ser ejecutada todavía.

El proyecto fue planificado y diseñado por "Agua y Energía S.E." a principios de 1980, mejorado en la actualidad para su ejecución. "Si bien en Mendoza pasan las grandes autopistas de electricidad de la Argentina, no se ha logrado concretar las subidas y bajadas a las mismas", destacó Pablo Magistocchi, presidente de la Empresa Mendocina de Energia S.A. (Emesa).

La Línea de Alta Tensión 220 kV - Cruz de Piedra - Gran Mendoza propone la vinculación del sistema eléctrico Cuyo (central térmica Cruz de Piedra), con el sistema Nacional (Gran Mendoza), con lo que se ampliaría el sistema eléctrico, mejorando el servicio tanto para Mendoza como .

Hoy el sistema eléctrico Mendoza tiene instalados 1500 Mega Vatios de potencia en generación. La obra permitirá incorporar 1000 Mega Vatios más del sistema argentino, que otorgará mayor seguridad eléctrica frente a fallas del sistema de generación o fenómenos climáticos como años de baja generación hidroeléctrica.

Según destacan desde el Ejecutivo, esta obra "le daría perspectiva de 20 años a futuro al sistema de transporte eléctrico, necesario para enfrentar los desafíos que el cambio climático le impone a los sistemas energéticos". Esto es porque permitiría ampliar la electrificación para poder reemplazar combustibles líquidos y gas por electricidad y buscar producir esta electricidad de la forma más limpia y económicamente posible.

Es una obra de 22 kilómetros que arranca en la estación en Maipú a Cruz de Piedra, va bordeando el río Mendoza: sale desde Barrancas por la margen izquierda, luego cruza a la derecha y avanza hasta Junín. El mayor costo son las ampliaciones y las modernizaciones de las subestaciones.

La obra se va a hacer con fondos propios, provenientes del Fondo Fiduciario del Plan de Infraestructura Eléctrica de Alta Tensión de Zonas Aisladas y en Desarrollo (Fopiatzad), creado en 2018, a partir de regalías hidroeléctricas y una de los ítems que todos los usuarios pagamos con la factura de la luz. Además, necesitará fondos de las arcas provinciales. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario