juicio en el polo judicial

Piden penas de 18 y 20 años para los acusados de matar al "Tiki Tiki" en Las Heras

Por Pablo Segura

El fiscal Gustavo Pirrello pidió hoy penas de 18 a 20 años para los tres acusados que tiene el crimen de Esteban "Tiki Tiki" Alvarado, un joven de 24 años que fue asesinado a balazos en la Villa Junín de Las Heras en noviembre del 2019.

El magistrado reiteró en sus alegatos que hay pruebas suficientes para condenar a Mariano Sánchez -principal acusado- a 20 años de cárcel y a los hermanos Alexis y Ariel Domínguez, a la pena de 18 años. Todos como coautores de un homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

La querella, representada por Roberto Benaventos, adhirió a lo solicitado por el Ministerio Público. Por su parte, los abogados defensores, Mauricio Cardello y Gemina Venier -por los hermanos Domínguez- pidieron una pena menor al entender que el caso ocurrió en un "homicidio en riña".

La detención de Sánchez, a horas del homicidio del "Tiki Tiki".

El debate, que se realiza en el Polo Judicial bajo las directivas del juez Diego Lusverti, tendrá su sentencia el próximo martes 28 de diciembre. Ese día, los imputados podrán declarar por última vez y luego el juez dará a conocer el fallo.

El crimen de "Tiki Tiki" ocurrió en la mañana del 2 de noviembre del 2019. La víctima fue atacada a balazos y recibió dos disparos en la mano y pierna que le provocaron la muerte por la gran cantidad de sangre que perdió.

Horas después del homicidio, la policía detuvo a Sánchez y luego cayeron los hermanos Domínguez. La causa llegó a tener cinco imputados con prisión preventiva, pero dos de estos fueron desvinculados antes de llegar a juicio.

La hipótesis de los investigadores es que el asesinato del "Tiki Tiki" ocurrió tras una pelea entre conocidos, luego de que estos estuvieran compartiendo bebidas alcohólicas durante la noche.

En base a esto, se analizaron distintas versiones. Una de ellas indica que las diferencias surgieron por el comercio de estupefacientes en esa zona de Las Heras.

No obstante, la familia de la víctima aseguró que Alvarado fue ultimado a balazos cuando le recriminó a los ahora sospechosos porque estos habían matado a su perro.

Lo cierto es que tanto Sánchez como los hermanos Domínguez fueron señalados por testigos y están complicados en la causa.

"Tiki Tiki" Alvarado era un joven conocido en el mundo del hampa local. Es que tenía varios antecedentes penales, entre ellos causas por tráfico y comercio de estupefacientes.

Pero además fue acusado y estuvo detenido varios meses por el crimen de Gines Gallardo Borghello, un joven de 22 años que fue ultimado a balazos, presuntamente, por una deuda de plata por ventas de drogas. Luego fue sobreseído. 

Al momento del crimen, Alvarado estaba prófugo de la justicia luego de que el fiscal Carlos Torres pidiera su captura a principios del 2019 como presunto autor de una "tentativa de homicidio", también en el marco de disputas por comercialización de estupefacientes.

Te Puede Interesar