Nueva etapa

Mendoza Activa III: cómo es la línea para clubes deportivos y cuánto se destinará

Por Facundo La Rosa

La Legislatura de Mendoza comenzará a debatir el nuevo proyecto de ley enviado por el Ejecutivo: el "Mendoza Activa III", que requiere una autorización presupuestaria de 20 mil millones de pesos y amplía el universo de las líneas comprendidas en sus dos etapas anteriores, entre ellas infraestructura y equipamiento deportivo.

Complementariamente a los beneficios del programa de reactivación económica (reintegro del 40% de la inversión), la propuesta oficialista prevé el otorgamiento de créditos "ultrablandos" para los clubes y entidades deportivas que sean beneficiarias del plan estatal y por hasta un 70% de lo que se adjudique.

"No es incompatible a los subsidios que da nuestra cartera, a los que ya accedieron 170 clubes este año, pero esto es un salto cualitativo porque las instituciones podrán seguir fortaleciéndose con un financiamiento a una tasa muy accesible del 12%, con seis meses de periodo de gracia para la devolución y de hasta 5 millones de pesos", explicó el subsecretario de Deportes de la provincia, Federico Chiapetta.

Chiapetta explicó los alcances de las líneas para clubes del Mendoza Activa III (Foto: Cristian Lozano)

Para las dos líneas se prevé un destino de fondos por $900 millones ($600M para infraestructura y $300M para equipamiento), que podrán utilizarse por los clubes para inversiones de materiales, servicios técnicos y mano de obra afectada para la construcción, refacción y/o terminación de infraestructuras; o para la compra y/o instalación de equipamiento con destino y utilidad deportiva y otros elementos deportivos, preferentemente producidos en la provincia.

En cuanto a los créditos, el Ejecutivo ha proyectado un presupuesto de 1.500 millones de pesos, que se aportarán a través del Fondo Para la Transformación y Crecimiento, Cuyo Aval, Mendoza Fiduciaria y/o un fondo de afectación específica para las entidades deportivas.

Chiapetta aclaró que los recursos no podrán ser destinados para otras erogaciones, como gastos corrientes o pago de servicios. "Hay mucho interés y expectativa de las instituciones, que fueron de las primeras que abrieron en cuarentena y muy valoradas por la familia, que se volcó a sus instalaciones y necesitan estar aggiornados a esa demanda", reflexionó el funcionario. 

Te Puede Interesar