Reclamo

Terminó con incidentes una nueva marcha de estudiantes chilenos

Grupos de encapuchados agredieron al personal de Carabineros que custodiaban la movilización, que según los organizadores tuvo una participación de 100 mil personas. "Seguiremos siendo rebeldes", prometieron.

Por Sección Internacionales
La segunda marcha estudiantil de 2012 repitió el final con desmanes que marcaron buena parte de las decenas que ocurrieron el año pasado.  Según informó la prensa chilena, cuando el acto de cierre terminaba, unos 200 encapuchados arrojaron piedras y otros objetos contra las fuerzas de seguridad, que respondieron a esa agresión. 

La marcha lleva días organizándose. La Federación de Estudiantes Universitarios de Chile espera una multitud. Ya, en la movilización anterior, la del 25 de abril, reunieron a 85 mil manifestantes (la Policía cifró en 45 mil la concurrencia). Esta vez, la marcha fue autorizada por la intendencia de Santiago, por lo que los niveles de tensión no son tan altos como en otras oportunidades.

Los dirigentes estudiantiles rechazan la reforma tributaria que planteó el Ejecutivo. En el paquete de medidas, también se anunció una reforma en el sistema de créditos para costear las carreras de grado. Los bancos ya no entregarán préstamos para solventar la educación superior de los alumnos, habrá cambios en las tasas de interés y en las facilidades de pago. El nuevo sistema termina con el llamado Crédito con aval del Estado (CAE), instaurado en 2007 y entregado por los bancos privados para facilitar el acceso de las clases medias a las universidades privadas. El CAE cobraba un interés de casi el 6%, que triplica al que cobran algunas universidades públicas a sus alumnos a través de créditos internos.

Con la propuesta del Gobierno, "Chile va a seguir teniendo una educación para ricos y una educación para pobres, y nosotros queremos decir basta; queremos una reforma tributaria de verdad para una reforma educacional de verdad, que termine con el subsidio a la demanda y fortalezca las instituciones", explicó el presidente de la FECh, Gabriel Boric. "Queremos un sistema con hegemonía pública democrático donde puedan acceder todos los estudiantes, independiente de su capacidad económica, a instituciones de excelencia, y eso hoy día no se está respondiendo con las propuestas del Gobierno. Por eso llamamos a toda la ciudadanía a acompañarnos en las calles el día de mañana a lo largo de todo Chile", agregó el dirigente.

El Gobierno de Piñera enfrenta una grave crisis educativa desde mediados de abril de 2011, originada, justamente, por  los altos costos de la educación. Es que es uno de los sistemas educativos más privatizados del mundo desde las reformas aplicadas por la dictadura de Augusto Pinochet.

Fuente: La Nacion

Te Puede Interesar