De no creer

Policías in fraganti, se durmieron en plena tarea

Los vecinos del barrio Covendiar, en Ezpeleta, colgaron en Facebook una fotografía en la que se puede ver a los agentes tomándose una siestita.

Por Sección Policiales

La esquina donde se ubica el destacamento se hizo tristemente famosa ya que fue el lugar donde fue asaltado Cristian Calió, quien tras recibir un disparo murió luego de una larga agonía.

La imagen muestra a tres agentes durmiendo en la puerta de esta comisaría móvil.

Según apuntó el portal Quimes Ahora, estos suboficiales estarían dormitando ya que "para tener un salario digno, deben hacer horas adicionales en bancos, estaciones de servicio y supermercados".

Calió sufrió un asalto el 22 de marzo pasado en la esquina de Acceso Sudeste y República de Francia, cuando fue emboscado por un automóvil Torino. Los delincuentes le robaron sus pertenencias y le dispararon un tiro en el abdomen que terminó con su vida el 7 de abril. Tenía 35 años y dejó una viuda y 5 hijos pequeños. Era hincha de Quilmes y, en un primer momento, las autoridades policiales dijeron extraoficialmente que su asesinato se debía a “un enfrentamiento entre barras”, aunque jamás perteneció a ninguna fracción violenta.

Fuente: Crónica

Te Puede Interesar