crimen en el barrio bombal
Caso "Lucho" Moreno: nuevo revés para la defensa y la causa se encamina hacia su fin
Jueves, 14 de octubre de 2021
Por: Pablo Segura

La jueza Miriam Nuñez volvió a rechazar el pedido de la defensa de Pablo Rivas Stewart (27) de incorporar a la investigación un perito de control especialista en informática para analizar el celular y notebook del imputado por el crimen de Luziano Moreno (30), el periodista asesinado a puñaladas en el barrio Bombal de Ciudad.

De esta forma, sólo resta saber el informe que emitan los expertos que ya analizaron los objetos en el inicio de la causa y posiblemente sean las últimas pruebas de importancia que tendrá la causa antes del final de la instrucción.

En setiembre se dictó la prisión preventiva contra Pablo Rivas Stewart. 

La defensa de Rivas, a cargo de Rubén Castro, insistió que un perito de parte analice los objetos y pueda dar su informe, pero la magistrada volvió a rechazarlo hoy por "extemporáneo", tal como lo había realizado en la audiencia donde se dictó la prisión preventiva de Rivas Stewart.

Lo que se desprenda del análisis al celular y notebook, posiblemente, cierre la reconstrucción de los hechos ocurridos en la tarde del 22 de julio de este año, en la calle Suárez del barrio Bombal de Ciudad.

Es que para los investigadores no hay dudas que Rivas Stewart fue el autor del asesinato y abundan pruebas para demostrar que el crimen fue durante un intento de asalto, posiblemente planificado por el sospechoso.

Pero aún quedan dudas sobre el motivo que habría motivado ese supuesto intento de robo

Para los pesquisas es "llamativo" que la defensa insista en poner "trabas" para analizar los artefactos del imputado. Cabe aclarar que en primera instancia intentó declarar la nulidad del secuestro de esos objetos.

En base a esto, se cree que en ese informe pueden surgir mensajes, documentos o información que acredite un motivo por el cual Rivas habría intentado robarle a Moreno los $4 millones que llevaba en una mochila para intentar comprar 22.000 dólares.

En ese sentido, la hipótesis más fuerte es que el ahora imputado estaba "acorralado" por las deudas que mantenía en el marco de transacciones monetarias que realizaba frecuentemente.

Los detalles del asesinato que conmocionó a la provincia.

Sin tener en cuenta estos informes, que podrían llegar a manos de la fiscal Claudia Ríos en breve, las pruebas en contra de Rivas son contundentes.

Fue detenido junto al cadáver de Moreno, hay testigos presenciales que observaron el ataque y al ser capturado le secuestraron una botella con combustible.

De allí se cree que Rivas iba a prender fuego el auto de la víctima, con el cuerpo en su interior. Esta versión es avalada también porque el imputado tenía otra muda de ropa para "cambiarse".

Como si esto fuera poco, las personas que habían realizado transacciones con Rivas coincidieron en que el imputado siempre los citaba en su departamento, en calle Fader de Godoy Cruz. Pero esta vez, Rivas pactó con Moreno hacer el cambio de divisas en la vía pública.

Así las cosas, Rivas Stewart sigue detenido en la penitenciaría y acusado por un "homicidio criminis causa", calificación que lo podría llevar a una condena a prisión perpetua. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario