arriesgan prisión perpetua

Grave imputación para los cuatro sospechosos por el crimen de los hermanos Álvarez

Por Sección Policiales

La fiscal de homicidios Andrea Lazo decidió imputar a los cuatro sospechosos que tiene el crimen de los hermanos Kevin (18) y Franco Álvarez (28) por un "homicidio agravado por alevosía", por lo que los acusados arriesgan una condena a prisión perpetua.

Este miércoles la magistrada le notificó la imputación a Vicente Fabián Dagostino (51), su hijo Axel Leonel Dagostino (21) y los hermanos Isidro Omar (32) y Luis Andrada (37). El primero de estos es el sereno de la obra, en tanto que los tres restantes trabajaban allí como albañiles, empaquetador y jornalero, respectivamente.

La necropsia: los hermanos Álvarez fueron ejecutados con un arma calibre 22.

Todos fueron acusados como coautores de un "homicidio agravado por aleosía, premeditado de dos o más personas y homicidio agravado por el uso de arma de fuego". De esta forma, seguirán detenidos, por lo menos, hasta que se realice la audiencia de prisión preventiva.

Además, en las últimas horas se sumaron algunas pericias al expediente que hacen sospechar que las víctimas fueron ultimadas en la obra donde trabajaban, es decir, a escasos metros de donde encontraron el DNI y celular de Kevin Álvarez.

Hallaron el DNI y celular de uno de los hermanos desaparecidos.

En ese sentido, la hipótesis que manejan los sabuesos es que los jóvenes fueron ejecutados en ese predio y luego llevados a la zona de la Laguna del Viborón, donde fueron abandonados los cuerpos.

También se confirmó que las pericias a la camioneta Ford F100 y prendas de vestir secuestradas, no arrojaron datos importantes, es decir, no se hallaron manchas de sangre o elementos importantes para la causa.

En tanto que en el marco de la búsqueda se halló una pistola calibre 32, aunque no sería el arma homicida. Esto porque la necropsia informó que los jóvenes habrían sido atacados con un arma calibre 22.

La hipótesis del robo de una planta de marihuana

Con los cuatro principales sospechosos tras las rejas, la fiscal investiga ahora el móvil del asesinato, con el objetivo de encontrar elementos para sostener la acusación.

Las hipótesis que maneja la justicia por el crimen de los hermanos.

En ese sentido, una de las principales hipótesis que se maneja es que los hermanos habrían sido abatidos tras una pelea, por una diferencia en el cobro por su trabajo. Esto último, originado por el robo de una planta de marihuana.

Es que un testigo que declaró en la causa dijo que Franco Álvarez estuvo vinculado a ese robo y que cuando fueron a cobrar por su trabajo, recibieron menos dinero de los $25.000 que debían cobrar.

Esto, según los testigos, habría sido por la plata que debió gastar el dueño de esa planta para recuperarla. 

Te Puede Interesar