Coronavirus

Covid y salud mental: ¿qué nos dejará la pandemia?

Por Florencia Rodriguez

La noche del jueves 19 de marzo del 2020, el presidente Alberto Fernández, anunciaba que a partir del día siguiente, Argentina entraba en confinamiento, la llamada "Fase Uno". Lo que empezó siendo una especie de pausa en las labores cotidianas, se fue salpicando de un creciente temor e incertidumbre. Los días pasaron, luego los meses y en la televisión, el contador de casos nuevos, recuperados y fallecidos por la pandemia de coronavirus.

Conforme se extendía el encierro comenzaron a generarse y/o acentuarse ciertas situaciones que ponían en jaque la salud mental de la población. El confinamiento desató cuadros de ansiedad y ataques de pánico, luego el miedo a salir a las calles y en muchos casos, hasta de socializar con otras personas: el virus había convertido a familiares, amigos/as y conocidos/as en una especie de enemigos que podían contagiar o a quiénes podíamos contagiar y luego cargar con la culpa si la situación se agravaba en el hospital.

A un año y dos meses del inicio de la pandemia, algunas personas han aprendido a convivir con la situación mientras que otras encuentran enormes dificultades en su día a día. ¿Cuál es el impacto de la pandemia? ¿cuáles son las secuelas que podría dejar en la sociedad?

Para responder a estas preguntas, Sitio Andino se comunicó con Alicia Barg, licenciada en Psicología, quien analizó el contexto basándose en su experiencia profesional y observando - y tratando- a pacientes en su consultorio.

"Estamos en una época muy compleja porque se ha presentado esta pandemia que nos ha sacado de la cotidianeidad de cada uno y todo cambio es un duelo. Vivimos elaborando pequeños duelos y la pandemia nos ha conducido a un gran duelo porque dejamos de ser lo que somos. Repentinamente, aparecen las palabras: coronavirus, covid, vacunas, cuarentena. Todo esto da espacio a la incertidumbre y empezamos a sentirnos inseguros y frágiles ante la situación y comenzamos a preguntarnos qué pasará con nuestras vidas, las de nuestras familias, amigos", expresó Barg.

"Ahí, empezamos a fabricar un duelo con sus elementos propios como la sorpresa, la negación. Pensar: ‘Esto no es para tanto', ‘Yo voy a salir igual', son frases utilizadas especialmente por los jóvenes. La consecuencia de negar la realidad es el enojo posterior que acentúa la rebeldía y se multiplican las prácticas que promueven aún más la enfermedad", agregó la profesional.

Mientras una porción de la población mendocina- en su mayoría, adolescentes o adultos jóvenes- continúa en este proceso de negación, enojo y rebeldía- otra parte de la sociedad lucha cada día con diferentes episodios. La primera recomendación: buscar ayuda profesional.

"Más de la mitad de los pacientes en mi consultorio está con angustia por el covid y están dejando de lado otros conflictos muy importantes que podrían continuar solucionando porque los ayudaría a hacer frente a todo lo que les genera el coronavirus. Lo habitual es que experimenten cuadros de ansiedad o ataques de pánico y entre estos dos hay muy poquitos pasos. Es decir, una ansiedad que no se puede controlar provoca miedo sobre todo lo que puede llegar a pasar y/o genera una fobia, como por ejemplo, el temor a salir luego a la calle", señaló la licenciada.

Pero... ¿qué nos dejará la pandemia?

"Si podemos crecer a nivel individual, podemos ayudar a los otros. Esto sería la solidaridad de la que se habla. Hay tanto individualismo, que hace difícil compartir entender, acompañar. Esto es una construcción, con empatía podemos compartir hasta nuestros conocimientos y experiencias con otro. Pero si predomina el narcicismo, la cosa se pone difícil", señaló Barg.

"Por otro lado, lo que puede predominar luego es la inseguridad y la desconfianza, es como si la huella del miedo por todo lo vivido quedara en formas como temor al contacto con otras personas. El ser humano es social por naturaleza, pero hay personas que se encierran de tal manera que no quieren salir y eso puede conducir a una depresión. Por eso es importante la ayuda profesional y la contención de seres queridos. Para combatir la ansiedad podemos construir proyectos a corto plazo o actividades que nos den armonía, a algunas personas les gusta la lectura a otras hacer manualidades, todo lo que nos cause paz nos ayudará a combatir la ansiedad y el miedo, podremos encontrar calma para encarar nuestra vida cotidiana", cerró.

Te Puede Interesar