Medidas COVID-19

Cuál es la postura de la Provincia ante los intendentes que toman sus propias medidas

La aplicación de medidas para contener el Covid-19 tomadas por los intendentes desprendidos de la provincia se va extendiendo por los diferentes municipios de la provincia. A la decisión que esta semana anunciaron en bloque los intendentes de la zona Este se sumó hoy el malargüino Juan Manuel Ojeda. Cuál es la respuesta desde el Ejecutivo provincial a esta onda de "cortarse solos".

En el último tiempo y con la segunda ola pegando fuerte en toda la provincia, muchos intendentes le reclamaron medidas restrictivas contundentes al gobernador Rodolfo Suarez, quien prefirió la mesura e ir aplicando restricciones más suaves y de manera escalonada, según evaluaba al desarrollo de los contagios en la provincia. Esto le valió críticas opositoras.  

Sin embargo, desde la provincia le restaron trascendencia a estas decisiones aisladas, argumentando la validez legal de las mismas.

A muchos jefes comunales las medidas que se fueron anunciando les resultaron insuficientes y aplicaron otras restricciones conforme a la autonomía municipal lo permitiera. Por caso, en los días previos a semana Santa los intendentes de San Martín, Raúl Rufeil, y de Rivadavia, Miguel Ronco, habían anunciado algunas medidas, cortados de la provincia, que finalmente dejaron sin efecto, en la previa a uno de los fines de semana largos más prometedores a nivel turístico en la provincia.

Luego, fue el intendente de Alvear, Walther Marcolini, quien -en conjunto con el sector privado- decidieron algunas otras restricciones a las anunciadas por Suarez a principio de abril. Claro, Marcolini tenía ya la sospecha de que en su departamento circulaba alguna cepa con un comportamiento distinto a la conocida, ya que la disparada de casos era descontrolada. Por eso, decidieron mandar algunas muestras al instituto Malbrán, desde donde -efectivamente- confirmaron la circulación de la cepa Manaos en ese departamento del Sur Provincial.

A partir de esto, Suarez le habilitó medidas severas, que incluyeron el aislamiento de este departamento y los distritos sanrafaelinos de Jaime Prats, Real del Padre, Villa Atuel y Atuel Norte,  que estuvieron vigentes por dos semanas.

Por su parte, después del anuncio del 15 de abril a nivel provincial que -entre otros puntos- incluía el escalonamiento horario para actividades comerciales y en el ingreso de los empleados públicos, y la prohibición de reuniones sociales en domicilios particulares; algunos intendentes del Gran Mendoza decidieron imitar esta medida y enfatizar en el horario corrido para el comercio. Medida a la que no todos los municipios de la zona adhirieron, tal fue el caso de Luján de Cuyo, Guaymallén y Las Heras.

El panorama en el país y en la provincia siguió complejizándose y el 30 de abril el presidente Alberto Fernández anunció medidas más fuertes para toda la Argentina, que incluyeron la suspensión de clases en las zonas de alerta epidemiológica, en la que estuvo incluida Mendoza hasta el 17 de mayo. 

Suarez se mostró reacio a adoptar estas restricciones y se limitó a mantener la suspensión de los encuentros sociales en casas particulares y aplicar la restricción de las compras según terminación del DNI de lunes a jueves, como así también para las reservas en locales gastronómicos. (Ver Restricciones: Mendoza tendrá clases presenciales y vuelven las compras por DNI)

Esto le valió críticas de los intendentes opositores, quienes cuestionaron la liviandad de las medidas. Así que, Ronco optó por aplicar medidas por su cuenta para Rivadavia, como ampliar la prohibición de reuniones sociales y familiares en espacios públicos, la prohibición del uso de churrasqueras y quinchos en espacios públicos del departamento y el cierre temporal del Cine Ducal.

En paralelo, el intendente de San Rafael, Emir Félix le enviaba una carta a Suarez pidiéndole medidas aún más fuertes, como la suspensión de la presencialidad de las clases en el nivel secundario y la no obligatoriedad en la primaria. Pedido que fue rechazado, y por lo que el sanrafaelino se lo reiteré este martes, con la promesa de que el viernes próximo tendrá novedades. La respuesta de Félix fue la de aceptar ese plazo, aunque advirtió que a partir de allí tomaría medidas por su cuenta.

Claro, todo esta sujeto a lo que este viernes anuncie el presidente al vencerse el plazo previsto para la vigencia de las últimas medidas anunciadas, a finales del mes pasado. En base a esto, Suarez también decidirá cómo seguir, con el antecedente de una mejora en el status que tiene en el semáforo epidemiológico de la Nación pero con un récord de casos positivos informados este martes.

Intendentes de la zona Este anunciaron restricciones para la región: cuáles son

Así las cosas, este martes los intendentes de la zona Este acordaron tomar una serie de medidas para toda la región, entre ellas que la atención al público en los municipios no podrá extenderse por más de cuatro horas y se realizará por terminación de documento. Los supermercados deberán atender de 9 a 20 y los comercios de cercanía (kioscos, maxi kioscos y despensas) de 9 a 22.

El encuentro nació de una convocatoria a sus pares elevada la semana pasada por Rufeil, y participaron sus pares de Junín, Héctor Ruiz; Ronco de Rivadavia, de Santa Rosa, Flor Destéfanis; y en representación del paceño Fernando Ubieta se presentó el Jefe de Gabinete comunal Franco Gil. 

En esa reunión se decidió también elevar un pedido conjunto al Gobernador de la provincia Rodolfo Suarez con algunas medidas que se deben evaluar de manera urgente, consideran los Intendentes, para reducir la tasa de contagios. 

En tanto, este miércoles, el malargüino Juan Manuel Ojeda hizo lo propio y anunció que ante el aumento se casos, se estableció asueto administrativo desde este jueves 20 de mayo y hasta el 30 del corriente. Sin embargo, el municipio continuará garantizando el funcionamiento de las áreas esenciales como lo son: Servicios Públicos, Defensa Civil, Agencia de Comunicaciones, entre otras.

La postura del Ejecutivo

La respuesta del Gobierno provincial a esta regionalización de medidas, o incluso las adoptadas de manera aislada, fue la de admitir su validez. El ministro de Gobierno, Víctor Ibañez, aseguró a SITIO ANDINO que "lo que decidieron es lo que ellos pueden decidir".

El funcionarios sostuvo que están vinculadas a los "horarios de comercio. "Es lo que pueden hacer y lo han podido hacer siempre", agregó.


Te Puede Interesar