CRISIS

El gobierno griego quiere más ajustes

El primer ministro recordó a los partidos que el domingo concurrirán a las urnas la necesidad de adoptar nuevos recortes de hasta 11.500 millones de euros, medida que se sumará al profundo ajuste ya implementado.

Por Sección Internacionales

La prensa griega publicó este jueves fragmentos de un documento que -según confirmó a la agencia de noticias DPA una colaboradora de Papademos- fue enviado a las altas esferas del gobierno y de los partidos políticos.

Entre las medidas que será necesario adoptar antes de principios de junio se encuentran nuevas reducciones en los salarios, privatizaciones, reformas en el sector público y medidas para controlar el fraude fiscal, apunta el texto.

Esta nueva serie de recortes económicos, según informó la agencia de noticias griega Ana, incluye reducciones en 12 por ciento de los salarios de los profesores de universidad, médicos de hospitales públicos, militares y policías y despidos de empleados públicos, lo que ya fue rechazado tajantemente por los trabajadores.

En total, recuerda Papademos en su documento, hay 77 medidas que el próximo gobierno debe poner en marcha para conseguir que los acreedores internacionales sigan prestando ayuda a Atenas.

La nación europea espera para fines de mayo a una misión de expertos de la Troika (conformada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) para evaluar el progreso de las reformas impuestas al país, a cambio de ayuda financiera.

Grecia lleva cuatro años sumergido en una fuerte recesión económica que generó serios recortes contra la población y constantes manifestaciones y protestas sociales, mientras los fondos millonarios recibidos a través de la Troika se utilizan para financiar a los bancos.

Respecto a los comicios que se realizarán el próximo domingo, las encuestas coinciden en que ninguna de las fuerzas políticas conseguirá una mayoría absoluta en las elecciones.

De acuerdo a esos sondeos, los dos grandes partidos -conservadores y socialistas- perderían en gran parte el favor de los votantes, mientras las pequeñas formaciones de izquierda y los partidos populistas recibirían un impulso.

Te Puede Interesar