Tenía 51 años

Sigue grave el policía retirado que había sido baleado en una entradera en Dorrego

El hecho había sucedido a las 18 de ayer, en una casa de la calle Pedro Vargas de ese distrito de Guaymallén, donde vive Carlos Dalmiro Almazán (84). La víctima estaba junto a su hijo, Carlos Ignacio Almazan (51) -Cabo primero retirado de la Policía de Mendoza, quien finalmente murió- a la espera de un mecánico, cuando golpearon la puerta de la vivienda.

Al abrir se encontraron con dos delincuentes armados, quienes por la fuerza irrumpieron en el hogar. Bajo amenaza con arma de fuego, los delincuentes le exigieron al mayor de los hombres todos los objetos de valor que tenían.

Esto generó que el menor defendiera a su padre y comenzara a forcejar con los ladrones. A raíz de esto, los delincuentes comenzaron a disparar en el interior de la vivienda. Carlos Dalmiro recibió un disparo en la pierna derecha, con orificio de entrada y salida. Por su parte, Carlos Ignacio fue herido tres veces en el abdomen, glúteo y pierna derecha.

Te Puede Interesar