miércoles 7 dic 2022
Testigos lo favorecen

Las Heras: acusado de un homicidio podría quedar libre por legítima defensa

Por Hernán Adrover 23 de abril de 2021 - 00:00

Lucas Emanuel Rojo (20) podría ser beneficiado en las próximas semanas por un giro en la investigación que lo tiene acusado por el homicidio de Tomás Ignacio Patón (18), el joven que fue asesinado de un tiro en la cabeza el sábado 10 de abril en Las Heras.

Rojo fue capturado el miércoles 15 de abril luego de una serie de medidas que dispuso el fiscal Gustavo Pirrello, de Homicidios. Los policías de Investigaciones, con orden de allanamiento llegaron hasta un domicilio ubicado en las calles Francisco Delgado y Melchor Villanueva de Tunuyán.

Según la información que consiguieron, allí estaría el acusado de ser el autor del disparo fatal contra Patón, quien murió tras recibir un tiro en el rostro en el barrio 20 de Julio de Las Heras.

Los efectivos de la División Homicidios y de la Unidad Investigativa de Tunuyán desarrollaron el allanamiento y atraparon a Lucas Rojo. 

Cayó en Tunuyán el acusado de asesinar de un tiro a un joven en Las Heras

Según la información de un principio, Rojo fue quien circulaba en una moto y disparó contra Patón. Sin embargo, con el correr de las horas y de las varias declaraciones de testigos que observaron el crimen, la causa dio un giro inesperado. 

Esto porque, según los testimonios, había sido Patón con un cómplice quien iba en la moto y con intenciones de ultimar al ahora detenido. Esos mismas personas, vitales en el expediente, expresaron que el muchacho de 20 años era quien estaba en la vereda y que la víctima fatal era quien conducía el rodado. 

A su vez, como acompañante del motociclista, iba otro sujeto, justamente, el que quiso matar a tiros a Rojo. En ese momento, quien estaba caminando, también estaba armado y, ante el ataque inminente, también disparó contra los sujetos. 

Un disparo dio en la cara de Patón, quien murió horas después en el Hospital Central. Gracias a los testigos, que no tienen intereses por ninguna de las partes afectadas, y sus declaraciones, es que ahora la causa podría cambiar de calificación. 

Es decir, de un homicidio agravado por el uso de arma de fuego, podría ser imputado por legítima defensa o exceso de legítima defensa, situación que lo favorece en cuanto a la pena del delito. Incluso podría ser liberado si se comprueba que quiso defenderse. 

En todo caso, la acusación sería por la portación ilegal de arma de fuego. Mientras la investigación avanza y esperan otras medidas, como el cambio de calificación, el detenido quedará en esa condición hasta que lo revea el fiscal del caso. 


Te Puede Interesar