miércoles 3 ago 2022
Entrevista en Radio Andina

Mendocina en la investigación de "nanoanticuerpos" de llamas y huevos contra la covid

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
23 de octubre de 2020 - 00:00

Itatí Ibáñez, encabeza al grupo de investigadores/as que trabaja por estas horas en lo que llaman "nanoanticuerpos" en la lucha contra el virus del covid19. La científica es de Malargüe, realizó sus estudios universitarios en San Luis y luego viajó a Buenos Aires por su doctorado. Tras este tiempo, trabajó en Bélgica hasta que en el 2011 regresó a suelo argentino.

Ibáñez, es doctora en Biología, especialista en Química Ambiental Licenciada en Biología Molecular, y Farmacéutica Nacional. Además, es especialista en nanotecnología, antivirales, vacunas, virología, biología molecular y en diálogo con Marcelo López en su programa "Nada Simple" (Radio Andina FM 90.1), la profesional dio detalles de la investigación que actualmente llevan adelante con su equipo.

El trabajo en el que actualmente concentra sus esfuerzos junto a otros investigadores/as del Conicet consiste en la generación de nanoanticuerpos como nuevo método de protección ante el coronavirus. Para esto, han utilizado camellos y huevos de gallina.

"Como todo trabajo científico siempre tiene antecedentes. En este caso, trabajamos con la llama porque pertenece a la familia de camellos. Todos los seremos humanos tenemos un sistema inmune que nos protege de los patógenos, es decir, que produce anticuerpos para tratar de eliminarlos, las llamas también tienen estos anticuerpos pero hace 20 años atrás descubrieron que en los camellos había un tipo especial, más pequeño en cuanto a tamaño. En un principio se pensaba que no eran funcionales pero luego se los empezó a estudiar y funcionaban igual que los más grandes", comenzó a explicar Ibáñez.

"Entonces, tenemos la tecnología para seleccionar estos anticuerpos de las llamas y poder después modificarlos y trabajar en el laboratorio para producir anticuerpos aún más pequeños. Estos nanoanticuerpos son 10 veces más pequeños que los nuestros y al ser una molécula de estas dimensiones da muchas ventajas: es más fácil, barato para trabajar y muchas veces, al ser pequeñas tienen particularidades únicas, como por ejemplo, penetrar mejor en un tejido. Tienen un potencial enorme. En otros animales no se encuentran estos anticuerpos", sumó.

El objetivo es que, a través de una preparación farmacéutica que tiene que pasar y ser autorizada por todas las fases correspondientes, estos nanoanticuerpos puedan ser ingresados al sistema inmune de las personas a través de nebulizaciones o spray.

"Esta propiedad de ser pequeño permite que se pueden nebulizar entonces podrías enviar esos anticuerpos por nebulizador en lugar de inyectar, sería menos invasivo. Tendría un efecto profiláctico como para personal sanitario que está constantemente expuesto o para personas con algún familiar enfermo. Pero además, serviría para pacientes porque para infectar, este virus va matando células y propagando pero al cubrir con estos anticuerpos, se bloquea, no podría continuar infectando y se evitaría que la enfermedad fuera más grave", expuso la científica.

Escuchá a continuación la entrevista completa:

Te Puede Interesar