viernes 12 ago 2022
Inolvidable

Diálogo imperdible con el poeta Juan Gelman

En su visita a Mendoza, el poeta brindó una charla donde habló de la dictadura y las políticas de Derechos Humanos. También conversó sobre poesía: “Esa señora que cuando visita hay que abrirle la puerta”.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
1 de agosto de 2011 - 18:00
Juan Gelman junto al músico Rodolfo Mederos
“Estoy viviendo estos tiempos medio regalado. Cuando la gente me dice que soy un gran poeta, yo corrijo: soy un poeta mayor”. Así, con cálido humor, comenzaba el notable Juan Gelman la charla que brindó ayer en la sala de sesiones del Concejo Deliberante del departamento de Godoy Cruz.

Una tarde extremadamente fría, pero que no fue impedimento para que una gran cantidad de personas – entre periodistas y gente interesada – se reuniera para escuchar durante más de una hora las palabras del premio Cervantes 2007.

Con la humildad de los grandes, no hubo discursos preparados. Fue una conversación abierta, donde el poeta habló sobre el último proceso militar – historia que lo marcó en primera persona – las políticas actuales de Derechos Humanos y el recuerdo de su entrañable amigo, Paco Urondo.

Además de referirse al género literario al que dedicó su vida, la poesía. La misma que declara: “La señora me visita o no me visita y cuando lo hace le tengo que abrir la puerta. Aunque venga sucia de besos y arena, como decía Lorca. Aún después de acostarse con unos 4100 tipos. Pero cuando ella golpea la puerta hay que abrirle”.

La Coordinación de Derechos Humanos del municipio de Godoy Cruz hizo posible la visita del notable poeta

En referencia a la última dictadura militar por la cual tuvo que exiliarse hasta ya entrada la democracia, argumentó que no fue simplemente una dictadura, sino una dictadura cívica – militar que contó con la complicidad de varios sectores de la sociedad. Donde el verdadero demonio a combatir era el pueblo.

“Esto no fue una guerra contra la guerrilla. Toda esa teoría envenenada de los dos demonios contribuye a ocultar de qué tipo de guerra se trató. Una guerra de determinados intereses contra el pueblo argentino. Contra la clase obrera en primer lugar, contra los estudiantes, contra la cultura. Ese fue el otro demonio que los militares combatieron, el verdadero enemigo de los que dieron el golpe y de los que los acompañaron”.

El escritor argentino fue destacado con el título de Ciudadano Ilustre del municipio.
En referencia a los sectores de la sociedad que instalan la idea de no “tener los ojos en la nuca” y mirar hacia adelante, el poeta expresó: “¿Cómo puede con salud cívica seguir una sociedad que deja sus heridas ahí latiendo como un cáncer, debajo de una capa supuestamente dormida? Eso no puede ocurrir”.

En este mismo sentido expresó la preocupación que todavía mantiene: “Hay 147 periodistas desaparecidos. Hay más de 100 poetas desaparecidos. Sobre todo hay miles de obreros desaparecidos y estudiantes. Entonces esto fue una tragedia nacional. Lo que me preocupa es que todavía hay capas de la sociedad que permanecen sordas a lo que ocurrió. Y que hay elementos de la dictadura que todavía están incrustados en distintos estratos legislativos, judiciales, ejecutivos, de gobierno, etc.”.

Por otro lado, el escritor destacó los avances producidos en la Argentina este último tiempo en relación a la búsqueda de la verdad y los juicios contra crímenes de lesa humanidad que actualmente se están llevando a cabo: “Desde otro punto de vista Latinoamericano, lo que se está haciendo en la Argentina sigue siendo un ejemplo. Creo que se han dado pasos adelante muy importantes”.

El encuentro duró más de una hora y Gelman contestó abiertamente cada uno de los temas por los que fue consultado.

Destacó la decisión oficial del Gobierno de Néstor Kirchner para lograr la reapertura y la profundización de los procesos, pero también hizo hincapié en que esto no hubiese sido posible sin la resistencia sólida de las Madres de Plaza de Mayo: “La resistencia de las Madres fue la única resistencia real que tuvo la dictadura militar. En el sentido de sólida y constante. La resistencia de las Madres fue lo que permitió que esta situación nunca se cerrara”, afirmó.

Cuando fue interrogado por la figura de Paco Urondo, el eximio poeta recordó con emoción la estrecha relación que mantenían: “Urondo era un gran poeta, un hermano. Era gran militante y una gran persona. Nos opinábamos los poemas”, comentó.

En otro sentido y ya cuando las preguntas giraron en torno a su trayectoria literaria, Gelman fue consultado por las tendencias de la poesía actual. Ante el interrogante, expresó estar en contra de las etiquetas que son creadas por los críticos para su propia comodidad. “Lo importante es la continuidad. Yo creo en los poetas, nada más”, declaró.

Mederos y Juan Gelman ponen en escena el espectáculo poético musical "Del amor".
 “Del amor”

Juan Gelman presentará esta tarde en el Teatro Plaza de Godoy Cruz “Del amor”. Un espectáculo poético musical donde el escritor argentino recitará sus poemas acompañado de la música del trío Rodolfo Mederos. La dirección es de la actriz y reconocida directora de teatro Cristina Banegas. La puesta contará con las imágenes de la obra del artista plástico Juan José Cambre.

Una cita imperdible que comenzará a las 17. Las entradas se pueden conseguir en la boletería del teatro, Colón 27 de Godoy Cruz. Las mismas tienen un costo general de 5 pesos.

Te Puede Interesar