Campaña electoral

Lavagna y la situación de Mendoza: "En un país parado es muy difícil que alguna provincia tenga mejores resultados"

Por Mariano Fiochetta

El precandidato a presidente por el frente Consenso Federal, Roberto Lavagna, visitó este lunes Mendoza para impulsar su postulación y, en conversación con MEDIOS ANDINOS, habló sobre sus propuestas y la situación particular de la provincia.

Acompañado de las y los referentes de Protectora (José Luis Ramón, candidato a gobernador y la dupla Marcelo Romano-Carolina Montivero, quienes buscarán un lugar en el Congreso), Lavagna participó de una conferencia de prensa en la sede local de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA). Allí y tras la charla general, resaltó a este diario su principal arma para la campaña electoral: diferenciarse de las gestiones de Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner.

Al momento de exponer sobre la realidad de Mendoza, el economista reconoció que "no es un experto" en lo que ocurre localmente y evitó criticar a la administración del gobernador Alfredo Cornejo. "Parte de los castigos de la provincia tuvieron que ver con alguna importación de vino de Chile y demás. En un país que está parado es muy difícil que alguna provincia en particular tenga mejores resultados. Siempre se puede hacer algo más, pero hoy es la macroeconomía del país la que tiene frenado el proceso productivo en todos lados", aseguró.

Por otro lado, afirmó que la relación con Protectora surgió de manera "natural", por coincidencias entre ambos sectores. "Una parte fundamental de nuestra propuesta tiene que ver con los consumidores-trabajadores. Se es consumidor si antes es trabajador. Protectora tiene una larga historia de trabajar sobre la protección de los consumidores. Empezamos a conversar y se dio un acercamiento y un acuerdo", expresó.

Lavagna en Mendoza. Foto: Yemel Fil.

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)

El ex ministro de Economía consideró que el contexto actual "no es más complicado" que el de 2002, cuando él integró el equipo que renegoció la deuda con el Fondo, aunque, como es conocido, el crédito solicitado fue mayor en esta ocasión. "En 2021 y 2022 hay que pagar 57 mil millones de dólares. Es obvio que el país no tiene ese monto. El FMI sabe que va a haber renegociaciones. No hay que tener ni una actitud permisiva de decirle que sí a todo, como hizo este gobierno, ni actitudes agresivas, ideológicas usadas para política interna. Hay que negociar con seriedad, con planes concretos y mostrando que lo que uno está diciendo da resultados. El FMI a veces hace regañadientes, pero termina aceptando. El Fondo tiene que aprender a escuchar, y trabajar respetando la autarquía del país", indicó.

En este sentido, consideró que "si la economía arranca a razón de un 4% anual de crecimiento, que es un nivel que Argentina puede conseguir, el tema de la deuda se iría licuando". Para esto, Lavagna propuso "devolverle al trabajador lo que le sacaron en el último año: aumentar el salario mínimo, eliminar el impuesto a las ganancias, adecuar los contratos de créditos para indexarlo a los salarios, entre otros mecanismos".

La política económica del gobierno de Macri

"No ha podido encender la economía porque se equivocó en su diagnóstico. Dijo que la lluvia de inversiones iba a hacer arrancar la economía, y no hubo ninguna lluvia. Siguió saliendo capital de Argentina al exterior. Se equivocó el día 1. Se puede haber equivocado en otras cosas operativas, pero esto es como en medicina: el momento fundamental es cuando se hace el diagnóstico", resaltó.

Lavagna criticó una supuesta "reactivación" de la economía argentina. "¿Qué credibilidad tienen los que hablaron de lluvia de inversiones, brotes verdes y segundo semestre? Hay un conjunto de maniobras como en 2017, con las elecciones legislativas: dar créditos en Anses, doce cuotas: eso no es un programa. No veo cambios más que trampitas pre electorales. Un gobierno que se mostraba azorado porque se sentaban sobre las tarifas, ahora se sientan sobre el dólar. Es un engaño", recalcó.

El precandidato a Presidente, acompañado de referentes locales. Foto: Yemel Fil.

Reforma laboral y jubilatoria

El aspirante a la Presidencia descartó cambios inmediatos en la Ley de Contratos de Trabajo o los haberes jubilatorios, aunque sostuvo que hay que modificar los esquemas actuales. "En una economía parada, una reforma laboral no sirve para nada. Hay empresarios que dicen que hay que hacer la reforma para cuando lleguen los días de bonanza. Se pueden requerir ajustes, pero si hay creación inmediata de puestos de trabajo", señaló. Además, consignó que "solo en una economía creciendo se pueden mejorar la salud, la educación, etc. Hay que pensar cómo el sistema puede tender a achatarse para subir las jubilaciones mínimas".

Aborto

A pesar de su postura ya tomada en cuanto a la interrupción voluntaria del embarazo (ya se ha expresado en contra de su legalización), mencionó que "la sociedad está dividida en ciertos temas y hay que tomarlo con responsabilidad".

"Los jóvenes no tienen prioritariamente ese tema. He tenido numerosísimas reuniones. Siempre, como principal preocupación, aparece el primer empleo y, en el interés colectivo la difusión de tecnologías y la protección del medio ambiente", esgrimió.

Lavagna respondió a MEDIOS ANDINOS. Foto: Yemel Fil.

La polarización entre el Frente De Todos y Juntos Por el Cambio

"Hay un intento de decir que la polarización es total. Hay una 40% que no quiere votar de vuelta en lo que ofrece la polarización. Muchos no quieren votar con un broche en la nariz. El escenario político está menos polarizado en la gente que en los factores de poder y en los medios", confió Lavagna.

Políticas de seguridad

"Expreso un 'no' muy claro a los dos extremos: ni el gatillo fácil, porque a algunos les gusta jugar de Rambo, ni más protección al delincuente que a la víctima. En el medio hay políticas que la mayoría del mundo civilizado utiliza. Defendemos un puño cerrado y firme en manos de la fuerza de seguridad y no de los individuos actuando por separado", expresó.

El Acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea

"No es ni una tragedia ni hecho histórico. Abrirse al mundo, mantener contactos es bueno para el Mercosur y Argentina. Cuando estos extremistas se ponen muy furiosos decidí ponerme detrás de (el presidente de Francia, Emmanuel) Macron. Él dijo "por ahora, todo bien; después veremos". Francia Bélgica Polonia e Irlanda están muy opuestos. Esto va a llevar tiempo y va a permitir evaluar un montón de cosas", destacó el dirigente.

El combate de la inflación

Lavagna no se ubicó muy lejos de lo declarado por el candidato a gobernador de la Provincia de Buenos Aires por el Frente De Todos, Axel Kicillof. Aseguró que no es únicamente un tema de emisión monetaria: "es más complejo: es de déficit fiscal, de emisión monetaria, pero también de costos y estructura productiva. Hoy los costos fijos de una empresa pyme pesan tremendamente y la única manera de defenderse es volcarlo a precios".


Te Puede Interesar