Detrás de escena

El trasfondo político del conflicto docente: el SUTE, Maure, Alicia Kirchner y Colina

El conflicto entre gobierno, maestros y profesores tiene coletazos puertas adentro del PJ. El hombre clave: Gustavo Maure.

Por Matías Malagoli

El conflicto entre el gobierno y los docentes abrió una herida puertas adentro del PJ, entre el oficialismo y el sector Colina que lidera Alicia Kirchner y maneja en Mendoza el gremialista Gustavo Maure.

Maure es el hombre políticamente más poderoso del gremio docente (SUTE): fue secretario general durante varios años y después sostuvo su poder desde el ostracismo, aunque conserva la representación del gremio en Ctera, donde se desarrolla la discusión nacional.

Hace poco, además, se quedó con la representación provincial del espacio político fundado por Alicia Kirchner, Colina (Corriente de Liberación e Integración Nacional), que gestiona su hijo Mariano.

Maure es, entonces, un aliado político del gobierno provincial, al que le cedió algunos cargos de poca jerarquía en Deportes y Desarrollo Social. Pero en el Poder Ejecutivo están furiosos con lo que consideran un “mal manejo” de la discusión salarial que desembocó en la convocatoria al paro.

Además, le facturan a Maure un doble discurso: el gremialista se habría comprometido en Buenos Aires a llegar a un acuerdo con el gobierno provincial, acuerdo que se cayó en el plenario que SUTE realizó el viernes.

“No militó la oferta”, cuestionan desde el PJ. Y Maure ahora está en un entuerto: si no consigue que los maestros acuerden con el gobierno recibirá la factura del PJ pero para ello deberá superar un creciente malestar de los docentes con la conducción gremial.

Te Puede Interesar