lunes 4 jul 2022
La butaca del espectador

Canciones para soltar el alma

Lucio Mantel estuvo en Mendoza y presentó “Miniaturas”, su segundo disco solista. Un concierto en compañía de toda su banda, donde las canciones se revelaron con soberbia interpretación.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
25 de julio de 2011 - 15:10

Esta vez, Lucio vino con su banda y un cuarteto de cuerdas (dos violines, viola y cello)
Las puertas del Teatro Independencia se abrieron la noche del sábado para él. Para ese trovador de aspecto tímido que desnuda su alma en cada canción.

Fue su cuarta visita a la provincia y esta vez lo hizo en compañía de la banda completa (percusión y contrabajo), más un cuarteto de cuerdas. Con esta formación que le permite “vestir” sus canciones presentó “Miniatura”, su segundo álbum solista.

Teniendo en cuenta la dimensión de la sala, el público que asistió fue proporcional a un artista que aún transita por los bordes y que no hace de su música un producto complaciente. Más bien todo lo contrario. Por suerte.

Pero con Lucio Mantel no es una cuestión de espacio. Por momentos da la sensación de que es un encantador de atmósferas. Alguien que va llenando el aire con su particular timbre de voz y el decir de unos versos reveladores. Y así va pintando con música momentos de variados colores. A veces cálidos, otros vibrantes como un cuadro expresionista.

El concierto pasó por ahí y con el soporte de los músicos que lo acompañaron trascurrieron con memorable interpretación canciones de su primer trabajo discográfico, “Nictógrafo” (como “Otoño” o “Refugio”, que cerró el bis de la noche), y todas las canciones de “Miniatura”. Algunas hasta cinematográficas como “Solar” o “Polka Mar”.

Y si algo faltaba, la parición en escena del dúo Orozco – Barrientos fue el verdadero lujito de la noche. Ver a Mantel compartir una tonada con esos dos grandes de la música popular, sin lugar a dudas, se convirtió en uno de esos momentos para grabar en la retina.

Mantel tiene dos discos solistas; "Nictógrafo" y "Miniatura"
No fue una presentación en “miniatura”. Ni un reduccionismo de canciones simples y sencillas. Mantel circula por el andamiaje musical con complejidad, y sin riesgo de caer en comparaciones se posiciona como un artista sólido. Así quedó demostrado el sábado y ya no hay forma de que pase inadvertido.

Te Puede Interesar