en palmira

El crimen en el Agnesi fue la venganza por una muerte que provocó una pueblada

Los sabuesos creen que el caso tiene vinculación con el homicidio de Sebastián Godoy, cuyos amigos quemaron tres casas de los agresores.

El crimen provocó que el barrio fuera escenario de un campo de batalla durante dos días. La policía tuvo que organizar operativos especiales para prevenir nuevos enfrentamientos y así los ánimos se calmaron de a poco.

Señalaron a dos sujetos como los posibles autores y rápidamente vincularon el ataque con el crimen del "Gordo" Godoy, ocurrido el miércoles 20 de abril.

Herrera fue atacado en el interior del Parque Agnesi de San Martín, casi en frente del mencionado barrio.

El chico estaba con otros cuatro jóvenes, según dijeron, jugando al fútbol, cuando aparecieron al menos 7 sujetos.

Los peritajes de Científica, clave para fundamentar la acusación contra los autores del crimen. 

Hubo insultos, amenazas y luego algunos de ellos comenzaron a golpearse. En ese momento, uno de los sujetos sacó un arma -se cree una tumbera- y ejecutó a Eric de un balazo en el pecho.

La víctima, que tenía varios antecedentes por robos, murió en el acto.

La policía asoció rápidamente el caso con una "disputa entre bandas" y los testigos se encargaron de confirmarlo.

Dos jóvenes que estaban con Herrera al momento del ataque señalaron en sede judicial a un joven como el autor de los disparos. Lo identificaron con nombre y apellido.

Por su parte, la hermana del occiso hizo lo suyo con otro individuo de ese clan, con quien Eric tenía "diferencias".

Funcionarios policiales que trabajan a diario en la zona, destacaron los enfrentamientos entre estos grupos. "Son dos bandas del Venier que se enfrentan por cualquier cosa", dijo, irónicamente, una autoridad del distrito.

Del lado judicial, poco se dijo. La fiscal Florencia Díaz Peralta prefirió no dar detalles de la investigación y sostuvo que se estaba trabajando en la causa.

Lo que sí está confirmado es que el expediente no tiene detenidos, aunque los investigadores son optimistas en que los autores podrían caer en las próximas horas.

Mientras tanto, lejos de solucionarse los conflictos, en el barrio Venier hay sensación que los enfrentamientos continuarán.


Te Puede Interesar