lunes 27 jun 2022
barrio quintanilla

Salvaje: la mujer asesinada en Guaymallén fue atacada a “patadas y piñas

La necropsia estableció que María Fernández murió a causa de los golpes que recibió en un intento de asalto en su casa. El sospechoso fue imputado por “homicidio criminis causa”.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
3 de abril de 2014 - 20:25
La necropsia realizada al cuerpo de María Estela Rodríguez, la mujer asesinada el miércoles en su casa, no sólo confirmó la hipótesis de robo que manejaban los investigadores, sino que además, sumó detalles escalofriantes.

Es que la víctima, de 57 años, falleció como consecuencia de una brutal paliza que le propinó su agresor. Y en ese sentido, la necropsia estableció que no se utilizó ningún elemento contundente, por lo tanto, se cree que la fémina fue atacada a “patadas y piñas”, tal como confirmó una alta fuente judicial.

Con estas pruebas, el fiscal Juan Manuel Bancalari decidió imputar al único detenido, Claudio Lucero (30), por “homicidio criminis causa”, que es cuando se mata para ocultar un delito –en este caso, sería el robo-.

Luego de la notificación, en la que el acusado prefirió no declarar, el magistrado ordenó el traslado de inmediato a la penitenciaría local, lugar en el que el sospechoso permanecerá por ahora.

“La mujer sufrió una paliza tremenda. Es un acto realizado por un criminal”, sostuvo, indignada, una fuente judicial cercana al fiscal.

De esta forma, el sospechoso volvió a la cárcel, lugar en el que ya estuvo en dos ocasiones. En el 2011 había sido detenido por delitos contra la propiedad, y en agosto de ese año recuperó la libertad. Sin embargo, un año después, volvió a ser enviado a prisión, al ser imputado por un robo agravado. En marzo del 2013, Lucero volvió a quedar libre, y ahora fue acusado de este crimen.

De acuerdo al relato de los primeros testigos, y pruebas encontradas por Científica en la escena del hecho, Lucero abordó a la mujer en la puerta de su casa, en Castro al 5600 del barrio Quintanilla de Guaymallén.

La amenazó, y por la fuerza la introdujo a la vivienda. Esto fue advertido por un vecino que llamó a la policía.

Una vez en el interior de la morada, el sujeto habría golpeado brutalmente a la mujer hasta dejarla inconsciente. Luego, sólo atinó a esconderse dentro de la casa.

Segundos después, la policía irrumpió en el hogar y se encontró con una dramática escena: la mujer asesinada a golpes, y el hombre envuelto en sábanas, intentando esconderse.

Investigan un posible abuso

Mientras la hipótesis principal es que la mujer fue atacada durante un intento de robo, los investigadores no descartan que el hombre haya violado o intentado abusar de la fémina.

Es por eso que el CMF realizó algunas pericias de rigor, aunque, a primera vista, no habría pruebas para sostener esto. “Físicamente no hay indicios de que haya existido abuso. De todos modos, continúan las pruebas para descartar esto totalmente”, explicaron desde la Oficina Fiscal 18, seccional que instruye el expediente.

Por esto, en la imputación, Bancalari sólo incluyó el crimen, y lo hizo con una calificación que podría llevar al imputado a una pena de prisión perpetua.

Te Puede Interesar