villa hipódromo

Imputaron por homicidio y quedó preso el policía que asesinó a un joven en Godoy Cruz

Por ahora no está probado el robo. El único que disparó fue el efectivo y la víctima estaba de espalda cuando la balearon. Lo acusaron de “homicidio agravado por uso de arma de fuego”.

Por Pablo Segura

Las primeras pericias en torno al homicidio del joven Nicolás Barrera (16), el menor que fue asesinado por un policía en Godoy Cruz, desecharon la versión que había dado el autor de los disparos, quien había denunciado un intento de robo.

Entonces, la situación procesal del efectivo, el Cabo José Castro (23), se complicó en demasía y además de ser imputado por un grave delito, seguirá preso en Contraventores durante los próximos días.

El fiscal Daniel Carniello reunió las primeras pruebas que se incorporaron al expediente y decidió acusar al uniformado por “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, una calificación que prevé una pena de hasta 33 años de prisión.

Cabe aclarar que no se incorporó el agravante por ser policía -prevé prisión perpetua-, debido a que el uniformado estaba de franco.

Lo cierto es que las pruebas en contra del uniformado, quien prefirió abstenerse de declarar, son muchas. Científica determinó que se efectuaron dos disparos, y ambos salieron de la pistola nueve mílimetros reglamentaria del policía. Ante esto, quedó descartada la hipótesis de un tiroteo.

Además, la bala que mató a Barrera ingresó por el glúteo y salió por el pecho. Por lo tanto, el menor estaba de espalda –posiblemente escapando- al momento de ser baleado.

En tanto que la dirección del disparo fue de abajo hacia arriba, por lo que ahora se investiga dónde se ubicaban los protagonistas al momento del desenlace fatal.

Con todo esto, Carniello no pudo probar un supuesto intento de robo, tal como había asegurado ante sus colegas, el policía ahora imputado.

De esta forma, el expediente comenzará con esta dura acusación, aunque con el correr de la instrucción, la causa podría cambiar de calificación.

Mientras avance la causa judicial, el efectivo será investigado también por la Inspección General de Seguridad. Desde ese organismo ya anticiparon que en los próximos días se definirá la sanción administrativa para el uniformado.

Barrera fue asesinado en la noche de este jueves en Gorriti y Perón de Godoy Cruz. El menor, quien el domingo iba a cumplir 17 años, recibió un balazo que le provocó la muerte minutos después.

El autor de ese disparo fue un policía, que trabaja en el CEO en Seguridad Bancaria, y que, según denunció en un primer momento, había sido abordado por el menor que intentó asaltarlo. Contó que en ese momento, se resistió al ataque y se originó un enfrentamiento a tiros.

Las pruebas, por ahora, están lejos de demostrar eso, y por eso el uniformado seguirá preso, acusado de homicidio agravado.

Te Puede Interesar