duro mensaje a funcionarios en la marcha

"Estamos muertos en vida mientras ustedes están en una fiesta con reinas", dijo la madre de Prado

Cientos de personas se movilizaron, justo a 6 meses del crimen. "Esta noche van a brindar con la sangre de mi hijo y de todos los asesinados", sostuvo Blanca Sotelo, en un duro mensaje a la dirigencia política.

Por Pablo Segura

La misma esquina, un viejo reclamo: Justicia. Una vez más, el kilómetro 0 de la Ciudad fue el blanco de una masiva marcha para pedir que se esclarezca un crimen, que haya más Seguridad y, obviamente, que estos casos no se repitan más.

La misma vieja historia, pero que aún no tiene solución. Al igual que en los casos Abonassar, Quiroga y la Tragedia de Ruta 7, sólo por nombrar algunos, cientos de personas se congregaron en una de las esquinas más tradicionales de la provincia para exigir una respuesta de la Justicia, en la causa que investiga el crimen del médico Sebastián Prado.

Encabezada por la madre, hermanos, sobrinos y amigos de la víctima, la marcha silenciosa y con velas, atravesó las calles del micro centro, para luego terminar a la Legislatura.

En la Casa de las Leyes, la madre del joven asesinado, Blanca Sotelo, dio un discurso ante la multitud, y en un claro mensaje a la dirigencia política, cuestionó duramente a los funcionarios.

“Los padres, esposas, hijos y hermanos, estamos muertos en vida. Y ustedes, señores, están en una hermosa fiesta agasajando a las reinas. Nosotros acá, marchando y llorando a los asesinados y desaparecidos”, sostuvo la madre de la víctima fatal, mientras recordaba que eran las 21, y se cumplían exactamente seis meses de la muerte de su hijo.

Luego, agregó: “En mi carta de Navidad dije que iban a brindar. Esta noche también van a brindar. Estando en una bodega, con la sangre de mi hijo y de todos los asesinados”.

En ese sentido, Sotelo pidió que se decrete dos días de duelo “cada vez que se cometa un asesinato de una persona inocente”.

“Siempre voy a exigir Justicia. Quiero Justicia ya. Exijo que se lleve al banquillo de los acusados a todos los que están permitiendo este horror”, lanzó la mujer, con una vela en la mano y abrazada a su hija Andrea.

En la manifestación se hicieron presentes varios familiares de víctimas de delitos, y todos las personas que conocían a Sebastián Prado. Con carteles, velas y en silencio, caminaron por el centro ante la mirada de todos los transeúntes. Algunos de estos, de paso, se sumaron al reclamo.

Entre los presentes, hubo una importante cantidad de familiares de Gustavo Pelegrina, el joven asesinado en la final del fútbol sala, en diciembre del 2013. Con carteles y fotos de la víctima, esas personas recordaron al joven padre, justo en el día en el que la Justicia detuvo al quinto sospechoso.

Sebastián Prado fue asesinado el 6 de setiembre durante un asalto en la puerta de su casa de calle López de Gomara, en Ciudad.

Dos delincuentes lo abordaron cuando se disponía a subir al auto y uno de ellos le disparó. La causa que investiga el fiscal Daniel Carniello tiene dos imputados, pero ambos están en libertad, por falta de pruebas.

En ese sentido, días atrás se pidió el sobreseimiento para uno de ellos, Jonathan Morales, y se espera que en breve llegue el mismo requerimiento para el otro, Ismael Merlo.

Considerando que la causa no tiene pruebas concretas en contra de estos, se cree que ambos quedarán desvinculados del expediente, y por lo tanto, la investigación volverá a foja cero.

Te Puede Interesar