martes 5 jul 2022
Letras mendocinas

Las habilidades inútiles”: un policial y la certeza de creerse bueno en algo

Lucía Bracelis y Gabriel Dalla Torre escriben con fresca irreverencia una novela que plantea más preguntas que respuestas sobre las formas de vivir y decidir morir. SITIO ANDINO dialogó con los autores.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de julio de 2011 - 12:44

Gabriel Dalla Torre, Lucía Bracelis y Federico Jeanmarie
No resulta habitual en el mundo de las letras que un libro sea escrito a cuatro manos. Pero nada es corriente es estos dos amigos que dicen ser desde hace años “casi como una misma persona”. 

Lucía Bracelis (31) y Gabriel Dalla Torre (34) son los jóvenes autores de la novela “Las habilidades inútiles”. Ganadora del primer premio del certamen Novela Ciudad de Mendoza 2010. Concurso auspiciado por la Municipalidad de Mendoza y que ganara personalidades como Di Benedetto.

El jueves fue la presentación oficial en el Museo de Arte Moderno y contó con la presencia del destacado escritor Federico Jeanmarie, quien fue uno de los integrantes del jurado junto a Claudia Piñeiro y Magdalena Nallim. “Es una novela entretenida, que la van a devorar. Es una novela que investiga la muerte. Te hace preguntas como lector todo el tiempo. Eso es la literatura. La literatura que contesta es un horror, la que vale es la que te deja llena de preguntas”, dijo Jeanmarie en referencia a lo obra.

Encasillada en un género, la novela se inscribe como un policial. Dos personajes en apariencia antagónicos. Un asesino y una investigadora. Pero este eje narrativo servirá para interrogarse aspectos más profundos del género humano. Como la vida, la muerte, la elección de las sustancias y la revelación de esas habilidades inútiles que nos hacen creer buenos en algo aunque el mundo resulte funcional sólo cuando aquellas capacidades sean utilitarias.

La presentación del libro contó con el Sexteto de jazz de la Municipalidad de Mendoza

Antes del encuentro formal. En la puerta del museo y bajo un frío quizá semejante al  del invierno que dio forma a esta historia novelada, los autores dialogaron con SITIO ANDINO.

- ¿Cuándo surgió la idea de escribir esta novela?

- Gabriel. Lucía y yo nos conocemos hace miles de años y ya no teníamos otra cosa que hacer. Teníamos un hijo o teníamos un libro. Nos pareció que el mundo necesitaba más un libro que un hijo. Entonces unimos nuestras fuerzas y unimos un argumento de los 214 que teníamos. Lo desarrollamos un poco y fue un placer trabajar con ella.

- ¿Cómo fue la dinámica de construir un relato a cuatro manos?

-Gabriel. En realidad elegimos una idea, una estructura. Teníamos dos personajes y decidimos cual iba a ser cada uno. Y después es que compartimos muchas cosas, entonces miles de cosas estaban implícitas. La verdad que fue muy fácil. Yo hacía un capítulo y se lo pasaba. Ella hacía otro y me lo pasaba por mail o por Skype. Hablábamos todo el tiempo qué es lo que podía ir pasando y lo que no. Así fue como muy fluido y un trabajo muy divertido. Y en el trabajo de colaboración de este tipo es muy importante de que te lleves con la persona, que te respete mucho. Y se hace sumamente fácil. Para nosotros fue muy fácil y a porque aparentemente teníamos muchas cosas para decir.

-Lucía. Somos como una misma persona. Solamente de que él es hombre y yo soy mujer. Estamos en cuerpos diferentes. En realidad también es una vida viendo las mismas películas, leyendo los mismos libros. Todo eso hace que sea muy fácil construir. Tener una misma visión de para dónde iba la historia. Como armábamos el relato.

Las ilustraciones son del dibujante Birlo
- Y la trama ¿de qué trata?

- Gabriel. La trama es la de un asesino y una perseguidora, básicamente. Que conviven en una ciudad pequeña. Con todas las trampas y las glorias de una ciudad chica. Se la pasan desencontrándose. La perseguidora es una mujer, que para mí es el personaje más divertido de toda la novela. Porque hay muy pocas historias o novelas que tengan como protagonista una mujer anti héroe. Una mujer divertida, que no es linda. Acá en realidad el lindo es el tipo, el asesino. Y la mujer es otra cosa. Es divertida, es torpe, es mala, es buena. Y al final ese personaje terminó siendo como el eje de la dinámica. Que en realidad son muy contradictorios como personajes. Y como escriben también. Nosotros tratamos de que sea distintas las escrituras, aunque parecen hechas por la misma persona. También en medio de la trama hay miles de cosas, como la marihuana y el jazz.

- Lucía. También hay muchos puntos de unión entre ellos. Aunque no lo parece. Hay un escritor que ellos leen en común, y obviamente las habilidades inútiles que para ellos son muy importantes. Donde cada uno las van contando por separado pero tienen esa misma capacidad de descubrir las habilidades inútiles en ellos mismos y en los demás. Si bien como dice Gabriel, el personaje del anti héroe es como más divertido, como más espontáneo. Por el contrario, el otro personaje es muy profundo, tiene mucha filosofía, muy ordenado. Dice cosas importantes todo el tiempo.

- ¿Qué vendrían a ser éstas habilidades inútiles que perciben los personajes todo el tiempo?

-Lucía. Es que cada uno puede construirse un mundo donde es bueno en algo. Y eso es un poco las habilidades inútiles. Aunque no sirva para el resto uno puede creerse que es hábil en una cosa. También la palabra inútil no es azarosa, tiene ese sentido. No es utilitario lo que se hace. Esa habilidad puede no darte plata pero si muchas satisfacciones cotidianas.

- Y ahora, en lo personal ¿Cuáles son sus capacidades poco útiles?

- Gabriel. La primera es escribir con otra persona al lado (risas). Y las otras están numeradas ahí. Muchas de las habilidades están en el libro. Que en realidad mucho tiene que ver con lo aburrido que puede resultar el talento establecido. El talento también es imaginario. Hay personajes que no tienen un talento certero y se imaginan que los tiene.

- ¿Cuál es la importancia de haber ganado este premio?

- Gabriel. Y... ganar plata para seguir con todos los otros proyectos que tenemos con Lucía. Por ejemplo. “Las viajadas”, (serie de televisión basado en un libro homónimo de Dallas que se verá en octubre por la televisión pública) que  la hicimos con esta plata. Fue materializar una idea y tenerla ahí esperando para hacer algo. Porque esto también va a ser algo en un futuro.

El libro tiene un costo de 50 pesos y se puede adquirir en las instalaciones del Museo de Arte Moderno de Mendoza, subsuelo de la Plaza Independencia. 1.000 fueron los ejemplares impresos y se espera que la novela sea puesta a la venta en librerías provinciales y nacionales.

Te Puede Interesar