Regresa el turismo

Venezuela: atracó el primer crucero europeo luego de 15 años

Con casi 500 turistas provenientes de España, Francia, Alemania e Italia, entre otros, atracó en Venezuela luego de un distanciamiento de 15 años.

Venezuela recibió al crucero "Amadea", el primero proveniente de Europa que atraca en este país después de 15 años de distanciamiento entre la Comunidad Europea y el país caribeño, tiempo en que dejó de ser un destino atractivo aparentemente por razones de inseguridad y crisis económica.

Con casi 500 pasajeros, el buque con bandera de Bahamas y operado por la compañía alemana Phoenix Reisen, la embarcación llegó esta mañana al Puerto Internacional Guamache, en la paradisíaca Isla de Margarita, donde fueron recibidos con música floclórica.

Los turistas, que según las autoridades procedían de España, Francia, Alemania, Italia y Suiza, entre más países, bajaron a puerto con gestos de alegría y música folclórica.

"Desde hace muchos años Venezuela estaba fuera del radar de los cruceros", declaró el ministro de Turismo, Ali Padrón, al celebrar la llegada de la embarcación.

"Amadea", con capacidad para casi 600 pasajeros, zarpó el 20 de diciembre de Francia y retornará el 12 de enero desde Puerto Caldera, Costa Rica, donde culminará su itinerario por el Caribe.

En la última década, el turismo cayó en Venezuela como consecuencia de la inseguridad y una crisis que causó estragos en más del 80% de su economía. Pero además por las discrepancias políticas de un grupo de países liderados por Estados Unidos, entre ellos varios de la CE.

El control de cambio, la escasez de productos y los problemas en los servicios públicos básicos como agua y electricidad ahuyentaron a los visitantes y los cruceros, poco a poco, dejaron de llegar ante esta situación.

"Amadea" "nos abre la posibilidad de estar de nuevo en el radar de las grandes líneas de cruceros", comentó el presidente del gremial Consejo Superior de Turismo (Conseturismo), Leudo González, citado por la agencia de noticias AFP.

El turismo comenzó a mostrar signos de mejoría el año pasado con la llegada de turistas rusos e incentivos para viajeros locales, aunque aún no se conocen cifras oficiales en el sector.

Según estimaciones de la industria portuaria, la actividad bajó en más de 50% desde 2014.

Fuente: Télam

Te Puede Interesar