domingo 27 nov 2022
Informó una ONG

Ucrania: alertan que el miedo aumenta el riesgo de nacimientos prematuros

El miedo y el estrés que generan los bombardeos en el medio de la guerra entre Rusia y Ucrania tiene un efecto devastador para embarazadas y sus bebés.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
25 de noviembre de 2022 - 08:19

La ONG Save the Children alertó que el miedo y el estrés que provocan los intensos bombardeos de Rusia en Ucrania tienen un efecto devastador en la salud de las madres y de sus hijos, que corren el riesgo de nacer prematuramente.

"Una media de unos 900 niños al día están naciendo en una vida de incertidumbre. El caos de la guerra supone una grave amenaza para estas madres y sus recién nacidos", resaltó la directora de la ONG en Ucrania, Sonia Khush, quien añadió que el estrés y el miedo han provocado que muchas mujeres den a luz antes de tiempo.

En este sentido, explicó que, pese a que la situación al principio de la guerra era peor, ya que muchas mujeres alumbraban en sótanos o búnkeres, ahora lo hacen en "hospitales desbordados, lejos de sus familiares, y en países que acogen a personas refugiadas de Ucrania".

Estos síntomas de estrés pueden afectar al desarrollo cerebral o al sistema inmunitario del bebé, así como llegar a provocar un aborto o un parto prematuro, advirtió el organismo.

Esto último le ocurrió a Antonina, una mujer de 27 años embarazada de 30 semanas que huyó de los combates en Donetsk y dio a luz a una niña prematura.

"La guerra añadió una inmensa cantidad de estrés a mi embarazo. No podía dormir con el sonido constante de los combates y el miedo a que le pasara algo a mi familia. Estaba tan estresada que acabé teniendo presión alta", cuenta Antonina, quien refirió que, de no ser por la guerra, no habría tenido un embarazo tan difícil.

Su niña, Ganna, nació con el sistema inmunitario debilitado, lo que implica que tendrá que utilizar un inhalador tres veces al día y tomar medicación durante los próximos tres años, consignó la agencia de noticias Europa Press.

Save the Children alertó que el sistema sanitario ucraniano "está sometido a una inmensa presión".

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo que en estos nueve meses de guerra se registraron más de 700 ataques contra infraestructuras sanitarias y más de 1.100 niños murieron o resultados heridos como consecuencia de los constantes ataques.

Fuente: Télam

Te Puede Interesar