reino unido

Partygate: la sanción a Boris Johnson por engañar al Parlamento

El ex primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, fue sancionado por engañar al Parlamento acerca de las fiestas ilegales que realizó durante la pandemia.

Los diputados británicos aprobaron el informe según el cual el ex primer ministro Boris Johnson "engañó deliberadamente" sobre las fiestas ilegales celebradas durante los confinamientos debido a la pandemia del coronavirus, en un intento por superar rápidamente el escándalo que afectó al Partido Conservador.

El largo debate entre los Comunes, que se produjo el día en que el exlíder conservador cumplió 59 años, desembocó en una sanción disciplinaria que consistió únicamente en retirarle a Johnson su pase de acceso al palacio de Westminster, sede del Parlamento, un privilegio simbólico ofrecido a los exlegisladores.

En una cámara baja de 646 miembros activos, pero con muchos ausentes, 354 votaron a favor y solo siete lo hicieron en contra de las recomendaciones del Comité de Privilegios sobre el escándalo del "Partygate", cuyas conclusiones reavivaron las divisiones entre los diputados conservadores.

Las demás sanciones previstas en el informe no serán efectivas debido a la renuncia de Johnson a su banca antes de darse a conocer el informe, según la televisora Sky News.

Según el informe, el expremier "engañó deliberadamente a los diputados" de la Cámara de los Comunes al decirles repetidamente, después de que surgiera el escándalo, que las reglas de la Covid-19 se habían seguido en todo momento.

Además, determinó que Johnson cometió un "desacato reiterado" al Parlamento e intentó "socavar el proceso parlamentario".

"No hay precedentes de haber hallado que un primer ministro engañó deliberadamente a la cámara", subrayó.

Los detractores de Johnson esperaban cortar por fin lazos con el controvertido político, pero otros lo siguen defendiendo y pronosticaron que volverá a la contienda electoral, aprovechando la pérdida de popularidad de su sucesor, Rishi Sunak.

El actual primer ministro prometió devolver la integridad política al gobierno, pero se encuentra sumido en una histórica crisis por el costo de la vida que no logra atajar. Sunak no fue a la cita, lo que le valió duras críticas de la oposición.

En lugar de oponerse al informe, el ex primer ministro pidió a sus partidarios que se abstuvieran y muchos diputados conservadores estuvieron ausentes de la sesión.

Fuente: Télam

Te Puede Interesar