Asamblea general

ONU pide más dinero para que países pobres enfrenten el cambio climático

El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió que "el caos (por el cambio climático) está llamando a la puerta de todos en este momento".

La Asamblea General de la ONU pidió aumentar el apoyo financiero a los países en desarrollo para enfrentar al cambio climático y expresó su apoyo a Pakistán, devastado por inundaciones que dejaron a un tercio del país bajo agua, a un mes de la celebración de la conferencia anual mundial sobre el clima (COP27), que este año se realizará en Egipto.

La resolución, aprobada por consenso en el organismo de 193 miembros, señala que lograr un mejor acceso al financiamiento internacional para el clima es importante para ayudar a los países en desarrollo a mitigar y adaptarse al cambio climático, particularmente a aquellos que son más vulnerables.

La promesa incumplida de los países ricos de proporcionar 100.000 millones de dólares al año en ayuda económica para el cambio climático a partir de 2020 es un punto de conflicto recurrente en las conversaciones internacionales sobre el calentamiento global.

También lo es el reclamo a los países en desarrollo para crear un fondo diseñado específicamente para compensar las pérdidas y daños que ya han sufrido debido a este fenómeno, en una época de inmensos impactos climáticos en todo el mundo, desde inundaciones que sumergieron a un tercio de Pakistán y el verano más caluroso de Europa en 500 años hasta huracanes y tifones que han azotado Filipinas, Cuba y el estado estadounidense de Florida.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo en un discurso ante la Asamblea que la COP27, que se realizará en la ciudad egipcia de Sharm el Sheik del 6 al 18 de noviembre, debe ser "el lugar para tomar medidas serias sobre pérdidas y daños".

https://twitter.com/antonioguterres/status/1577114782531866624

Los países en desarrollo son los menos responsables del cambio climático, pero los que más sufren a causa de él, y por eso exigen lo que se conoce como "justicia climática".

Tal es el caso de Pakistán, donde las inundaciones se han cobrado unas 1.700 vidas, destruyeron o dañaron dos millones de viviendas y dejaron un tercio del país sumergido en aguas fétidas y estancadas.

Al abordar esta calamidad, la Asamblea General de la ONU pidió a la comunidad internacional que impulse la asistencia humanitaria y la rehabilitación de Pakistán. Guterres dijo que está trabajando con el Gobierno de Pakistán para organizar una conferencia de donantes "de alto nivel".

"Para tantos con tan poco, los efectos de estas inundaciones se sentirán no solo por días o incluso meses", dijo. Y agregó que este desastre es solo una muestra de lo que vendrá con el calentamiento global. "El caos climático está llamando a la puerta de todos en este momento", señaló.

Te Puede Interesar