Irán

Los padres de Mahsa Amini piden un nuevo informe forense

La familia de Mahsa Amini, la joven iraní asesinada el mes pasado exigen un nuevo informe tras rechazar las causas de muerte que esgrimió un organismo estatal.

La familia de Mahsa Amini pidió un nuevo informe forense para determinar la causa de muerte de la joven iraní durante su detención, tras rechazar en un escrito el estudio realizado por un organismo estatal, informó hoy la prensa de ese país..

Según el informe oficial, que se conoció el 7 de octubre, la muerte de Amini "no fue causada por golpes en la cabeza ni en los órganos vitales" como denuncia su familia sino que está relacionada con "una cirugía de tumor cerebral" que se le practicó a los 8 años.

Saleh Nikbath, abogado de los padres de la joven, dijo al diario Etermad que ese informe fue rechazado en una declaración a la autoridad judicial en la que además se solicitó que "se revise la causa de muerte".

Agregó que se solicitó a la justicia que "elija a cinco especialistas (entre ellos un neurocirujano y un cardiólogo) de una lista de 10 médicos seleccionados por los padres de Mahsa Amini", según recogió la agencia de noticias AFP.

En ese sentido, explicó que la familia desea obtener "aclaraciones sobre la forma en que se llevó a cabo la investigación y sobre el papel de la persona o las personas implicadas en la detención de Mahsa y su traslado a la jefatura de Policía de la Moral, para poder defender los derechos de los padres y eliminar las incertidumbres sobre la causa de la muerte".

Mahsa Amini, una joven kurda iraní de 22 años, fue detenida el 14 de septiembre por la Policía de la Moral en una estación de tren de Teherán por llevar mal puesto su hiyab, el velo con que las mujeres deben cubrirse la cabeza y el pecho en el país islámico.

La policía le dijo a su hermano que la llevaban a un centro de detención para darle una clase informativa de una hora y luego la liberarían.

Sin embargo, una hora y media después, llegó inconsciente en ambulancia a un hospital donde estuvo dos días en coma antes de morir. Según el relato de su hermano, que estaba con ella en la estación de tren, la policía la abofeteó, le golpeó las manos y las piernas con una porra y la roció con gas pimienta.

Los médicos que la recibieron en el hospital corroboraron que sufrió un fuerte golpe en la cabeza, según el mismo testimonio. La muerte de Amini desató una ola de protestas. Medios estatales dicen que unas 60 personas, entre ellas más de 10 policías, murieron en las protestas. Activistas opositores dicen que los muertos fueron más de 210.

Fuente: Télam

Te Puede Interesar