Roma

El Vaticano habilitó las visitas a la tumba de Benedicto XVI

La tumba de Joseph Ratzinger, en uno de los subsuelos de la Basílica de San Pedro, se abrió a visitantes. Benedicto XVI falleció a fines de 2022 con 95 años.

El Vaticano abrió este domingo a turistas y fieles de todo el mundo la posibilidad de visitar la tumba de Benedicto XVI, el papa emérito entre 2013 y el 31 de diciembre de 2022, cuando falleció a los 95 años.

La tumba de Joseph Ratzinger, en uno de los subsuelos de la Basílica de San Pedro, se abrió a visitantes este domingo a las 9 de Roma (4 de Argentina), con una afluencia normal de público.

El cuerpo de Benedicto XVI fue depositado el jueves pasado en la tumba en la que ya estuvo su antecesor Juan Pablo II, luego del funeral en su honor presidido por el papa Francisco.

Dentro de la tumba, Ratzinger fue enterrado en un triple ataúd de ciprés, zinc y roble, en el que fue puesto junto a un pergamino en latín con un resumen de su pontificado y con las medallas y monedas acuñadas por la Santa Sede durante el tiempo que fue Papa en funciones, desde su elección en abril de 2005 a su renuncia en febrero de 2013.

Papa Francisco, Benedicto XVI, tumba, Vaticano
El Papa Francisco presidió el funeral en honor de Benedicto XVI, fallecido el 31 de diciembre de 2022 a sus 95 años

El Papa Francisco presidió el funeral en honor de Benedicto XVI, fallecido el 31 de diciembre de 2022 a sus 95 años

Benedicto permanecía desde 2013 como papa emérito luego de jubilarse del papado, el primer pontífice en hacerlo en 600 años.

El jueves, su secretario durante varios años, el arzobispo Georg Gaenswein, impartió una bendición final después de que los restos de Benedicto fueron sepultados.

Los restos fueron colocados en la antigua tumba del predecesor de Benedicto, Juan Pablo II, cuyos restos fueron trasladados a una capilla en el piso principal de la basílica luego de su beatificación en 2011.

Alrededor de 50.000 personas acudieron al funeral de Benedicto, seguido de tres días en que los restos estuvieron presentes en la basílica, lo que atrajo a casi 200.000 fieles.

El nombre de Benedicto, el pontífice número 256 de la Iglesia Católica, se gravó en una losa de mármol blanco, informó el Vaticano.

La Santa Sede no señaló si Francisco había visitado en privado la tumba completada de Benedicto antes de que se permitiera el acceso al público, o si lo haría en un futuro.

Te Puede Interesar