Conflicto bélico

El ejército de Israel mató "por error" a tres rehenes en Gaza

Soldados del ejército de Israel dispararon contra 3 jóvenes, uno de ellos argentino, con bandera blanca. Antes habían pedido ayuda. Explicaciones de Netanyahu.

El Ejército de Israel asumió la responsabilidad por haber matado "por error" a 3 rehenes en la Franja de Gaza y dio a conocer una investigación preliminar que revela que los capturados ondearon una bandera blanca y uno de ellos llegó a pedir ayuda en hebreo.

Frente al hecho, familiares protestaron en Tel Aviv para exigir al Gobierno un nuevo acuerdo de intercambio con el movimiento islamista palestino Hamas que permita liberar a más secuestrados.

El Ejército había admitido que mató "por error" a los tres rehenes, identificados como Yotam Haim (28 años), Samer El Talalqa (25) y el argentino Alon Shamriz (26).

Los tres figuraban entre los 240 rehenes, entre ellos una veintena de argentinos, que fueron tomados por milicianos de Hamas en su ataque contra Israel del 7 de octubre, donde asesinaron a 1.200 personas, en su mayoría civiles, según las autoridades israelíes.

Alon Shamriz, Israel.webp
Alom Shamriz, el rehén argentino asesinado por el ejército de Israel

Alom Shamriz, el rehén argentino asesinado por el ejército de Israel

"Las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel) y yo, como su comandante, somos responsables de lo ocurrido, y haremos todo lo posible para evitar que se repitan casos así en la continuación de los combates", declaró en un video el jefe del Estado Mayor del Ejército, el teniente general Herzi Halevi.

"El tiroteo contra los rehenes se llevó a cabo en contra de las normas de fuego abierto. Está prohibido disparar contra quienes levantan una bandera blanca y piden rendirse. Pero este tiroteo se llevó a cabo durante un combate y bajo presión", se justificó.

Disparos pese al pedido de socorro

De acuerdo con el análisis preliminar realizado por el Mando Sur del Ejército, el incidente comenzó cuando un militar israelí identificó a tres "personas sospechosas" que estaban saliendo de un edificio del barrio de Shejaiya, en el norte del enclave gobernado por Hamas.

Todos estaban con el torso desnudo y uno de ellos llevaba una bandera blanca improvisada con un palo y una tela, pero un militar abrió fuego inmediatamente contra el grupo al grito de "¡Terroristas!" para avisar a sus compañeros, al creer que estaban siendo víctimas de una trampa.

Dos de los rehenes murieron en el acto y el tercero, herido, regresó al edificio y los militares comenzaron a escuchar gritos de "¡Socorro!" en hebreo. Cuando el rehén volvió a salir del edificio, fue finalmente abatido por un segundo militar, indicó la investigación, citada por el medio local Times of Israel.

La pesquisa inicial considera que los dos soldados actuaron en contra de los protocolos de combate, antes de apuntar circunstancias "atenuantes" como el hecho de que las fuerzas en Gaza llevan días sin ver civiles palestinos y que las únicas personas que ven de civil suelen ser milicianos de Hamas, que se presentan como desarmados mientras otros ocultos abren fuego contra los militares.

Netanyahu, con "el corazón roto"

En ese sentido, el ejército informó de un "acontecimiento trágico" ocurrido en una zona de la Franja de Gaza donde los soldados se enfrentan a una "gran presión", "intensos combates" y "numerosas emboscadas".

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que la muerte de los tres rehenes fue una "terrible tragedia".

"Me rompió el corazón y a toda la nación", manifestó Netanyahu en conferencia de prensa junto al ministro de Defensa, Yoav Gallant, y al miembro del gabinete de guerra Benny Gantz, en la que aseguró que Israel mantendrá "la presión militar" en Gaza.

"No cejaremos en el esfuerzo militar y político para devolver a nuestros rehenes. La presión militar es necesaria tanto para la devolución de los rehenes como para la victoria. Sin la presión militar, no habríamos podido conseguir el regreso de 110 secuestrados. Sin ella no tenemos nada", aseguró, citado por el diario Haaretz.

El premier repitió su postura de que Israel debe asumir el contrerra, ol de la Franja de Gaza al final de la guerra. Y no la Autoridad Nacional Palestina, que gobierna en Cisjordania, tal como propuso su aliado Estados Unidos, cuyo presidente Joe Biden había admitido que el apoyo internacional a Israel había mermado.

"Tras la eliminación de Hamas, la Franja de Gaza será desmilitarizada y quedará bajo el control de seguridad de Israel. A pesar del dolor, a pesar de la presión internacional, seguiremos hasta el final, nada nos detendrá", reafirmó, después de que esta semana aumentara la presión internacional para que Israel acepte un alto el fuego.

En respuesta al sorpresivo ataque de Hamas, Israel prometió "aniquilar" al grupo islamista e inició una ofensiva en la Franja de Gaza que dejó más de 18.000 muertos, la mayoría civiles, según el Ministerio de Salud del enclave palestino, que enfrenta una grave situación humanitaria debido a la falta de alimentos, medicina y combustibles.

Te Puede Interesar