En una mina de carbón

Detuvieron a Greta Thunberg durante una protesta en Alemania

La activista de 20 años, Greta Thunberg, fue detenida durante una protesta en contra de la extensión de una mina de carbón en el oeste de Alemani.

La activista ecologista sueca Greta Thunberg fue detenida este miércoles por unas horas junto a otros manifestantes durante una protesta contra la extensión de una mina de carbón en el oeste de Alemania, anunció la Policía alemana.

"El grupo (de manifestantes) está detenido", afirmó una vocera de la Policía, que agregó que los detenidos "se separaron de la manifestación" y corrieron hacia el borde de un pozo abierto.

Greta Thunberg fue detenida en Alemania tras participar en una protesta

Imágenes difundidas en las redes mostraron a la activista cuando era evacuada por las fuerzas de seguridad cerca del pueblo de Lützerath, en el oeste del país, informó la agencia de noticias AFP.

La Policía precisó que estaba identificando a las personas demoradas y que se decidiría más adelante qué medidas a tomar, pero agregó que los activistas no estaban formalmente detenidos.

Apenas un par de horas después Thunberg fue liberada, una vez que se verificó su identidad.

Thunberg está en Alemania desde hace algunos días para apoyar a los manifestantes concentrados en el pueblo abandonado de Lützerath que se oponen a la extensión de una mina de carbón a cielo abierto, la más grande de Europa.

El sábado pasado, una protesta en rechazo a la extensión de la mina reunió a más de 15.000 personas, según la Policía, y unas 35.000 personas, según los organizadores.

La manifestación derivó en enfrentamientos que dejaron decenas de heridos, y activistas acusaron a la Policía de haber ejercido "violencia pura".

Lützerath, propiedad ahora de la empresa energética RWE y ubicado al oeste de Colonia, llevaba días acordonado y rodeado por una doble valla. Actualmente se están demoliendo los pocos edificios que quedan en el asentamiento para que RWE pueda excavar el lignito que hay debajo.

El Ejecutivo considera necesaria su extensión para garantizar la seguridad energética del país tras la interrupción del suministro de gas ruso.

Los detractores del plan rechazan este argumento y alegan que las reservas actuales de lignito son suficientes.

"Es una vergüenza que el gobierno alemán llegue a acuerdos y compromisos con empresas como RWE", el grupo energético alemán, declaró Thunberg desde una tribuna.

Los manifestantes marcharon hoy con carteles que decían "Stop al carbón" y "¡Lützerath vive!".

Fuente: Télam

Te Puede Interesar