ESTRATEGIAS en Mendoza

El resurgimiento de los gansos: cómo el PD volvió a la escena política

El PD logró volver a escena colcando dos diputados nacionales y legisladores provinciales, después años de resultados adversos. Un repaso de las idas y vueltas.

Por Cecilia Zabala

Luego del balotaje entre Sergio Massa y Javier Milei, que definió al libertario como el próximo presidente argentino; resultó un verdadero resurgir del Partido Demócrata de Mendoza, que tiene gran protagonismo en el triunfo de Milei.

El PD Mendoza fue mileista de primera hora. Cuando aún no se había lanzado oficialmente, el partido ya lo estaba apoyando y dando estructura. El rol clave de Carlos Balter quedó evidenciado ayer, cuando las cámaras televisivas lo mostraron en el búnker ganador.

Balter bunker Milei.png
Carlos Balter estuvo anoche en el búnker de La Libertad Avanza.

Carlos Balter estuvo anoche en el búnker de La Libertad Avanza.

El tradicional partido logró volver a la escena central, cosechando dos diputados nacionales en las elecciones generales ( Mercedes Llano y Facundo Correa Llano) después de casi una década sin representación en el Congreso. Además, vuelve a ocupar lugares en la Legislatura de Mendoza que también había perdido. Los demócratas vuelven a ser tercera fuerza, pero ya no como partido, sino como parte de alianzas que aglutinan varias fuerzas, la misma realidad que atraviesa a los otros partidos tradicionales.

Embed

El PD fue -históricamente- tercera fuerza en Mendoza, tuvo el rol de equilibrar entre la UCR y el PJ. Tuvo una amplia representación legislativa, e -incluso- estuvo a punto de tener un gobernador tras el retorno de la democracia; cuando Carlos Balter perdió la elección frente a Roberto Iglesias, por 5 puntos, y dejando en tercer lugar al peronista Francisco García.

Después de esa gran hazaña, empezó el decaimiento del PD, que dejó de tener representación en el Senado local y tuvo la mínima en Diputados y en el Congreso su presencia se diluyó abruptamente.

pd mendoza.jpg
La sede del PD era una fiesta anoche.

La sede del PD era una fiesta anoche.

Pero esto cambió. Transitó una crisis prolongada y severa y las decisiones de los últimos años lo fragmentaron. Cuando decidió salirse de Cambia Mendoza, obtuvo resistencia de varios de sus miembros, de los cuales algunos optaron por mantenerse en el frente, otros por abrirse y formar un partido paralelo, y otros se fueron al PRO.

Con el diario del lunes se puede decir que la estrategia les dio resultado. Fueron la estructura de La Libertad Avanza en el orden nacional y de La Unión Mendocina a nivel local.

Al margen de que su candidato Omar De Marchi -con quien tuvieron idas y vueltas- no logró imponerse a Alfredo Cornejo para ser gobernador de Mendoza; el apoyo a Javier Milei fue un acierto para un PD que no lograba encontrar el rumbo ganador.

Sede PD.jpg

Historia de éxitos y fracasos

El PD supo ser una fuerza de peso en la provincia. Llegó a la gobernación tras elecciones de la mano de Francisco “Pancho” Gabrielli (en 1961 y 1966). Luego pasó a ser muy cuestionado por haber aportado dos interventores en gobiernos militares.

Siguió ocupando el rol de tercera fuerza y a fines de los 90, de la mano de Carlos Balter logró colocar en el Congreso y en la Legislatura provincial muchos legisladores. La visión que siempre estuvo circunscrita al ámbito provincial.

En 2003 Marcos Niven fue candidato a gobernador y en 2007 hizo lo propio Omar De Marchi, quedando ambos nuevamente en el ya clásico tercer lugar.

Luego vino la crisis y con el nacimiento del PRO empezó la fuga de dirigentes hacia ese espacio liderado por Mauricio Macri. Hubo intentos de acercamiento -por afinidad ideológica- pero no lograron conformarse como una estructura sólida frente a la consolidación del kirchnerismo.

En 2010 hicieron una alianza electoral, y la sangría de dirigentes se profundizó. Con pérdida de representatividad y afiliados, atravesó una profunda crisis. Intentaron remontarla uniéndose al radicalismo, el PRO y otros espacios en Cambia Mendoza (en 2015), lo que le permitió llevar algunos legisladores. Tras la salida de esa coalición se produjo una nueva fuga de dirigentes que prefirieron quedarse en el círculo cornejista.

El golpe más duro llegó en 2013, cuando la Izquierda lo desplazó como tercera fuerza política y ubicó como diputado nacional a Nicolás del Caño. En 2015 se le venció el periodo al último legislador nacional del PD, Roberto Pradines (De Marchi ya se había pasado al PRO).

De esa parte hasta ahora, los demócratas se enfrentaron a una pérdida de representatividad y lucharon para volver a ser una opción elegida por los mendocinos. Lo lograron aliándose a otros espacios a los que les dieron estructura. Así, fueron los grandes ganadores a nivel local en la última elección, con un resultado que fue uno de los peores para la UCR y el PJ mendocino.

De los cinco diputados nacionales que se eligieron, tres fueron de La Libertad Avanza, uno de Juntos por el Cambio y uno de Unión por la Patria. De esos tres, dos son demócratas "puros": Mercedes Llano y Facundo Correa Llano (que no tienen vínculo familiar).

Javier Milei en Mendoza, elecciones ballotage 2023, Mechi Llano
La diputada nacional electa, Mercedes Llano, junto a Milei en su última visita a Mendoza.

La diputada nacional electa, Mercedes Llano, junto a Milei en su última visita a Mendoza.

A nivel provincial, La Unión Mendocina le dio paso a varios dirigentes en la Legislatura, entre ellos el presidente del PD, Armando Magistretti, que asumirá como senador provincial; y varias bancas en los Concejo Deliberante.

Te Puede Interesar