Un mercado a medias

Tras subir el precio, Shell normaliza la venta de combustible

El faltante de combustible en estaciones de Mendoza se revierte de a poco. Shell aplicó una suba de del 5% promedio. Cómo quedó el precio de cada combustible.

Por Miguel Ángel Flores

"No hay". Como desde el último finde, los conductores mendocinos que suelen cargar combustible Shell estrenaron agosto nuevamente encontrándose ese cartel en estaciones de la cadena, pero con una novedad antipática: otra suba de precio, pese al faltante de combustible.

Si bien persisten los quiebres de stocks en gasoil, desde primeras horas de este 1 de agosto los automovilistas pudieron ir a surtidores de nafta premium o V-Power. Claro que con la llegada del nuevo mes tendrán que pagar $313,40 por litro.

El nuevo precio equivale a un incremento del 4,5%, pero de aplicación dispar. Es que la normalización del abastecimiento va dándose paulatinamente, conforme llegan los camiones cisterna desde la planta de Shell en Dock Sud, Buenos Aires.

"Estuvimos operando al 70%. De hecho, ayer (lunes 31) nos quedamos sin diesel. Pero ya hay disponibilidad normal de todos los combustibles", reseña el responsable de una de las estaciones del Gran Mendoza en off the record, acerca de la falta regular de abastecimiento desde una de las dos plantas que tiene Shell para todo el país.

image.png
Así se veía una de las estaciones Shell de Ciudad, luego de una nueva suba de precio

Así se veía una de las estaciones Shell de Ciudad, luego de una nueva suba de precio

Para el resto de los combustibles los valores quedaron así:

Nafta súper: $250,70 el litro.

Fórmula Diesel: $281,50.

V-Power Diesel: $342,70.

Por qué no hubo nafta y cuándo se normaliza

El hecho de que desde el fin de semana falte nafta súper y los dos tipos de diesel demora, por ahora, una actualización del precio de cada uno de los combustibles que se comercializan.

Pero ¿qué ocasionó esos faltantes y los quiebres de stock en las estaciones, y cuándo terminaría de normalizarse?.

La explicación no parece ser demasiado compleja. "Todo se debió a trabajos de mantenimiento de la planta, con lo cual la distribución se alteró un poco. Genera al menos un día de retraso en los despachos sin contar el viaje hasta Mendoza".

Es que las estaciones Shell de Mendoza reciben combustibles de la planta Shell de Dock Sud. La restante, ubicada en la localidad de Campana, atiende sólo la demanda de combustibles de CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), lo cual complica todavía más la distribución en estos casos.

Eso permite entender que algunas bocas de expendio en la provincia ya empiecen a recuperarse pero de a poco. De hecho, mientras durante la mañana del martes la estación de Barcala y Mitre de Ciudad ya despachaba combustible con normalidad, la céntrica de España y Colón aún mantenía los antipáticos carteles que rezan "No hay" salvo en el caso de la nafta premium.

Te Puede Interesar