Señales para el sector privado

Más empresas y menos juicios, la nueva ley que impulsa Cornejo

El gobernador anticipó a la UIA un proyecto de "facilitar la creación de empresas". Su apuesta para bajar el nivel de litigios en Mendoza. Pedido a la Nación.

Por Miguel Ángel Flores

¿Cómo ayudar, en tiempos de recesión, caída de actividad y pérdida de puestos de trabajo, a sostener el entramado pyme en Mendoza? ¿Tiene algún resorte para activar el Gobierno provincial? Para el gobernador Alfredo Cornejo, sí. De hecho ya tiene decidido impulsar una ley que facilite la creación de empresas en la provincia.

Fue lo que Cornejo hizo público desde su atril durante la reunión del Comité Ejecutivo de la UIA (Unión Industrial Argentina) en Mendoza, en su afán por mostrarse proactivo frente a la crisis que hace crujir la economía. Y sufren las pymes en general, y las de la industria en particular, motor histórico de la actividad que acusa el efecto recesivo.

"Buscamos hacer funcionar bien instrumentos del Estado, para incentivar la cultura del trabajo. Estamos enviando en breve a la Legislatura un proyecto para facilitar la constitución de empresas", reveló.

En medio del discurso ante el empresariado industrial, el anuncio pasó casi desapercibido. Es que Cornejo tiene por costumbre marcar desafíos y diferencias entre "macro" y "micro" economía, y distinguir el poder de adoptar medidas que tiene la Provincia frente a la potestad de la Nación.

En ese sentido, el mandatario advirtió, sin dar detalles, que "hay competencias nacionales que queremos que se nos deleguen", dando a entender que su iniciativa incluye una serie de incentivos fiscales.

Por lo pronto, el Gobierno nacional viene de tomar algunas medidas de estímulo. En este caso, vía Afip, facilidades para que las registren a sus empleados.

Actualmente, la mayor cantidad de empresas que se constituyen en Mendoza lo hacen como SAS (Sociedad por Acciones Simplificada), una figura creada durante el Gobierno de Mauricio Macri para, justamente, agilizar el alta de razones sociales.

Entre otras ventajas, junto a la velocidad de conformación y habilitación, es una figura que flexibiliza la presentación de balances financieros. Y permite prescindir de la sindicatura, una condición habitual que va desde el origen de una SA (Sociedad Anónima) clásica.

La Dirección de Personas Jurídicas provincial registra un promedio de 12 empresas por día como SAS, un dato no menor. Aunque no todas son empresas nuevas, sino que incluyen a otras razones sociales que nacieron como SA o SRL (Sociedad de Responsabilidad Limitada) y terminan reconvirtiéndose en SAS.

Litigios civiles: más señales "pro-empresas"

Pero no es la única novedad que lanza el Gobierno por éstos días. Cornejo ya dio otra señal pro-empresas de que quiere complementar su proyecto de ley para propiciar la creación de empresas con otra medida, relacionada con la litigiosidad.

Si bien la alta "industria del juicio" se disparó en el ámbito laboral y tuvo respuesta durante el primer gobierno de Cornejo, con la creación de las llamadas OCL (Oficinas de Conciliación Laboral), en su segundo mandato el jefe del Ejecutivo provincial va por más.

Al respecto, aseguró que en poco tiempo se implementarán las Oficinas para la conciliación de litigios civiles. Esto es,

Su funcionamiento, según el gobernador "no será un servicio público como el de las OCL, sino que lo prestarán los estudios jurídicos. Consiste en conciliar antes de llegar a la Justicia, para ayudar a crear mejor clima de negocios para las empresas y sus trabajadores.

En tal sentido, el gobernador hizo algo de "autobombo" a partir de un balance desde que se implementó esa medida.

"Hay 50% menos juicios laborales desde el Código de Procedimientos y las Oficinas de Conciliación Laboral. Es importante, porque la industria del juicio ha combatido al emprendedurismo argentino", redondeó.

Te Puede Interesar