Entrevista a la nueva gerente del complejo

"El shopping lleva mucho tiempo y necesita una renovación"

Jésica Lois es la flamante nº 1 del Mendoza Shopping desde esta semana. Sus planes para el centro comercial más antiguo de Mendoza. Nuevas marcas y más.

Por Miguel Ángel Flores

Desde la semana que pasó, Jésica Lois (40) es la nueva n° 1 del Mendoza Shopping, el centro comercial con más historia de Mendoza. Reemplaza a Andrés Zavattieri, al frente del tradicional complejo de Guaymallén más de una década, de quien reconoce que "dejó la vara muy alta", no sin afirmar que el complejo necesita cambios, mientras prepara la llegada de nuevas marcas.

Para la nueva ejecutiva responsable, el Mendoza Shopping, que ya es parte del calendario de Vendimia, tras 31 años "necesita un "refresh", porque ha pasado mucho tiempo". Cómo atraer más clientes en la era de "no hay plata" y minimizar la rotación de marcas para crecer, entre otros temas, en este diálogo con Sitio Andino.

¿A qué responde el cambio al frente del Shopping? ¿Otra impronta a la gestión o simplemente un fin de ciclo?

Es un negocio muy dinámico, que requiere estar siempre en constante movimiento. La experiencia previa de haber estado en Buenos Aires creo que aporta mucho, ideas de cosas que he podido implementar en Alto Avellaneda, el último centro donde trabajé. Es un shopping muy parecido al de Mendoza, por superficie, el concepto de "power-center" donde uno puede encontrar distintas propuestas como supermercado, gimnasio, banco, estación de servicio, más allá de lo que se espera de un centro comercial. Vengo con ganas de replicar lo que allá fue tan bien recibido.

Dijo que tu antecesor "dejó la vara alta". ¿Con qué shopping se encontró en cuanto a fortalezas y qué le falta?

Creo que el mayor atributo o ventaja respecto de la competencia es la posibilidad de resolver una multiplicidad de cuestiones más allá de lo netamente relacionado con compra de indumentaria, que es lo que antes se asociaba a un centro comercial. Hay potencial para darle un "refresh" al complejo, que lleva mucho tiempo y necesita una renovación.

En superficies así, las inversiones son muy grandes y muchas veces los clientes no las perciben, si bien todo el tiempo se están haciendo cosas. Por ejemplo, venir un día de 40°C a un espacio climatizado es quizás un derecho adquirido para ellos pero implica mucho trabajo atrás, como reemplazar un equipo de frío que es muy costoso.

Jésica Lois, Gerenta general Mendoza Plaza Shopping

El consumidor mendocino tiene un perfil propio, a la hora de elegir venir al shopping y decidir una compra...

La competencia siempre es sana y te obliga a estar moviéndote tratando de responder lo que el cliente busca, y valorar, porque el que te elija frente a otra propuesta es súper valedero. Se trata de enfocarnos en eso, para mejorar la experiencia de compra, sumar servicios, optimizar espacios de descanso, que no necesariamente tiene que estar supeditado a sentarte en un café a consumir.

De Falabella a una nueva era

¿Por dónde pasa el "refresh" que busca para el complejo? ¿Reforzar rubros, como el de bancos, por ejemplo?

Tenemos uno, y la verdad tampoco hay tanta superficie disponible como para pensar en incorporar más servicios. Sin dudas, responde a no pensarlo desde un punto de vista transaccional como en algún momento se pensaba, sino como centro de experiencias, porque tenemos la obligación de que el cliente la pase bien independientemente de que compre. Si lo hace, buenísimo, pero no es hoy la principal preocupación.

La historia del Mendoza Shopping está signada por alta rotación de marcas y la salida de jugadores de peso como Falabella. ¿Cómo piensa fidelizar las marcas para evitarlo, o minimizarlo?

La verdad es que no es un tema estrictamente del centro comercial. En ese aspecto con las marcas somos un equipo, implica un trabajo conjunto porque desde el shopping podemos proponer pero después cada marca tiene su propia complejidad, más allá de las ventajas que significa versus tener un local a la calle. Por lo tanto es difícil pensar en algo muy estable...

La misma macro juega...

Totalmente. Falabella dejó un bache enorme no sólo acá en Mendoza sino en todos los complejos donde estaba, y por el tipo de propuesta fue súper difícil de reemplazar. Aún hoy los clientes siguen reclamando de alguna forma, más allá del paso del tiempo se lo menciona como algo añorado, por el tipo de tienda con departamentales. Un formato que obviamente nos encantaría volver a tener, pero no es una decisión unilateral.

Su salida fue un cimbronazo importante. Porque si lo vemos sólo desde el punto de vista comercial no parecía una tienda que "peformara" mal. Obviamente el contexto macroeconómico hizo que decidieran irse. Ojalá en algún momento puedan darse las condiciones para que vuelva una tienda de esas características....

¿Cree que con el nuevo Gobierno Falabella tiene chance de volver, o no necesariamente la misma marca?

No necesariamente. Las marcas con alto porcentaje de productos importados el último tiempo se vieron perjudicadas: el año pasado hubo un problema de oferta más que de demanda. Pudo resolverse, en algunos casos con mayor producción local. Hoy quizá el contexto es inverso: las marcas que tienen un mix de productos hablan de una expectativa mucho mejor por la apertura de importaciones, pero a nivel país se vive una caída del consumo.

Mendoza Shopping Frente-5.jpg

Cambio de hábitos y financiación

En tiempos de inflación galopante y caída de ventas, la estrategia comercial debe adaptarse. Así lo ve también la flamante gerenta del complejo.

A la hora de gastar, el consumidor prioriza cierto tipo de consumo. ¿Alcanza con mejorar la experiencia al cliente?

A veces el cliente se queja de que "el shopping es caro". Pero nosotros no generamos los precios ni aportamos desde es ese lado...

...indirectamente sí, porque alquileres y expensas se trasladan al precio final de los productos

Lógicamente, hay un modelo de negocio en cada plaza. En esta coyuntura en la que el consumidor elige qué compra y dónde, también hay que acompañar. Desde el punto de vista comercial trataremos de generar alianzas para ofrecer mejores acciones comerciales o acuerdos para mejor financiación, que en definitiva es lo que más se valora.

¿Es sería volver a las "promos", como en las mejores épocas?

Si. Las promos, cuando nacieron las acciones bancarias, producían una buena repercusión. Actualmente el cliente es atraído mucho más por la financiación que por un descuento. Siempre que hay algún beneficio lo aprovecha.

Mendoza Shopping Frente-1.jpg

Un 2024 con nuevas marcas

Un novedad reciente del shopping de Guaymallén es el desembarco a mediados de febrero de otro jugador grande, con la apertura de la segunda sucursal en Mendoza de Easy el gigante chileno de materiales de construcción y artículos para el hogar y jardín. Pero todavía rebota el nombre de otra marca competidora que amagó con arribar.

En algún momento se coqueteó con la llegada de Sodimac. ¿Que se haya instalado Easy se despeja esa chance?

Bueno, no por ahora. Easy ocupa una superficie importante de 4.000 metros, en un concepto distinto en el que ellos también entienden lo importante de mejorar la experiencia de compra, atención más personalizada para responder las inquietudes. La verdad es que en su primer semana se reflejó tanto en facturación como en afluencia de público. Superó las expectativas, aunque seguramente haya algo del efecto novedad y con los días se vaya acomodando a un ritmo más normal.

¿Qué nuevas marcas se avecinan?

Hay una propuesta gastronómica que llegará en los próximos meses. Y otras de indumentaria y calzado, con las que estamos en conversaciones.

Justamente para grandes superficies el motor del último tiempo ha sido la gastronomía. ¿Piensa en otros motores?

En el caso particular de Mendoza, también está el rubro deportes, electro, con amplia oferta en ese sentido, y también el de entretenimiento, vinculado a gastronomía. Acá Neverland está en remodelación, con la idea de llegar a vacaciones de invierno con una propuesta renovada.

Por poder adquisitivo hay un abismo entre ir a comer, darse "un gustito", y comprar un electrodoméstico...

Totalmente. Hay cuestiones más afectadas y pasan a segundo plano en esta priorización que terminamos haciendo todos de alguna manera, porque nadie es ajeno a lo que pasa en el país.

Jésica Lois, Gerenta general Mendoza Plaza Shopping
Lois asegura que el shopping de Guaymallén debe convertirse en un

Lois asegura que el shopping de Guaymallén debe convertirse en un "centro de experiencias" más que de compras

Hablaba de sinergias. ¿Cómo está y se proyecta la relación con el nuevo vecino del shopping, el hotel Hilton?

Es un partner estratégico y trabajamos mucho en conjunto. Con los congresos que organizan, se trata de acercarles beneficios a los visitantes para que nos conozcan, más allá de que naturalmente por la cercanía nos visitan. Es ir un pasito más allá, darle un plus, para encontrar en cada segmento un diferencial que se valorado.

Con todo lo que hay y falta ¿cuál es la meta a alcanzar en 2024 frente a los resultados del 2023?

El 2023 cerró muy bien. Diciembre tuvo una menor concentración, porque con lo que se suponía iba a pasar con el cambio de Gobierno la gente adelantó sus compras de fin de año a noviembre, que habitualmente es un mes de transición.

Respecto a este año, sin dudas se ve caída de ventas. En términos inflacionarios estamos empatando, lo que es una buena señal en este contexto. Mínimamente, lo que espero es no vender menos que en el 2023.

Hoja de ruta

De profesión licenciada en Administración de Empresas, Jésica Lois llega a Mendoza precedida de una carrera de 17 años dentro del grupo IRSA, propietario del Mendoza Shopping entre otros de distintos puntos del país.

Entre 2007 y 2015 fue responsable del área Atención al Cliente de Patio Bullrich, en la Ciudad de Buenos Aires. De allí pasó a hacerse cargo del departamento comercial y de Marketing de Alto Avellaneda, hasta que a poco de terminar el 2023 llegó la propuesta de mudarse a Mendoza.

"Fue a principios de diciembre. Vinimos a conocer y nos encantó, gracias a Andrés (Zavattieri, su antecesor) que nos hizo un súper tour por Potrerillos y otros lugares bellísimos. Habíamos charlado en familia, utópicamente, sobre busca mejor calidad de vida, porque Buenos Aires está complicado por el tema seguridad. Lo hablé con Recursos Humanos y se dio esto!", confiesa la ejecutiva.

Madre de dos hijos de 13 y 5 años, lleva apenas una semana instalada en su nuevo hogar. Y reparte su tiempo entre su nuevo rol en el Shopping y acomodarse al modo Mendoza, lo que incluye "buscar un colegio para ellos".

Te Puede Interesar