Coletazos del litigio por la estatización

Cuánto puede perder Mendoza si el juicio por YPF se paga con acciones

Como otras provincias, a Mendoza le corresponde una cuota de acciones. Cómo le afectaría si la Justicia de EEUU aprueba transferir 51% de YPF al fondo Burford.

Por Miguel Ángel Flores

El millonario conflicto que Argentina mantiene por YPFen la Justicia estadounidense tuvo un giro complicado conocido el propósito del fondo Burford de cobrarse u$d 16.000 millones a raíz de la estatización con acciones de la petrolera. Un giro que puede repercutir fuerte en las finanzas de la provincia de Mendoza, como titular de una cuota accionaria de la firma.

Ahora, corre el plazo para que el Estado argentino se oponga a la transferencia de su 51% de acciones, como pretende Burford. Según Sebastián Maril, analista de Latin Advisors y conocedor de los vericuetos legales del litigio, el pedido también abarca también a las acciones de YPF que están en manos de las provincias productoras.

"Lo concreto es que el 25% de las acciones corresponde a las provincias como Mendoza, pero no está claro cuál es la cuota de cada una. Aún es un compromiso sin ejecutar", precisó Maril.

Es que a partir de la expropiación y posterior estatización de la compañía, se había llegado a un acuerdo por el reparto de las mismas. De esa forma, del 51% de acciones clase D solo 26% son del Estado nacional. El resto debería repartirse entre distintas jurisdicciones pero, según explicaron desde el Ministerio de Energía e Hidrocarburos que conduce Jimena Latorre (actual representante por Mendoza en la compañía) "aún no se ha integrado el pago".

Además, según el último informe de la composición accionaria de YPF, Mendoza es una de las 4 provincias hidrocarburíferas que poseen acciones Clase B. Son 7624 acciones en total, una porción del paquete equivalente al 0,002% del total.

Mendoza y las acciones de YPF

Sin precisarlo, el director de Petróleo de la provincia, Estanislao Schillardi señaló que "si YPF tiene que pagar con acciones, para Mendoza tendrá un impacto proporcional a su participación o presencia".

Mendoza tiene un antecedente en esto de traspasar acciones en la petrolera de bandera. Pero, a diferencia de lo que pasa ahora, no fue algo forzado por un conflicto judicial sino a raíz de la privatización a fines de los '90 en manos del grupo Repsol.

En abril de 1999, hace exactamente 25 años, la provincia ponía en venta sus acciones en YPF por cerca de u$d 50 millones. A raíz de la reestatización de la petrolera en 2012, en la actualidad Mendoza ocupa un sillón en el directorio como una de las provincias productoras de petróleo.

La jugada de Burford para quedarse con 51% de acciones del Estado se conoce mientras la petrolera busca reconfigurar su presencia en Mendoza. Es que luego de que su presidente Horacio Marín presentara el plan 4x4, YPF decidió desprenderse de 14 áreas maduras por no resultarle rentables.

Así, puso en manos de Banco Santander la licitación de esos yacimientos ubicados en la cuenca Cuyana, para así concentrarse en el crudo no convencional de Vaca Muerta.

Esta situación conlleva todo un plan de ajuste por parte de YPF para "prepararle el terreno" a los nuevos concesionarios de esos yacimientos considerados maduros, o de rendimientos marginales.

Te Puede Interesar