Nueva normativa

Crédito hipotecario UVA: el cambio que afecta la relación cuota-ingreso

El Banco Central de la República Argentina modificó la normativa que compensaba las cuotas a pagar si se dispara la inflación. Qué puede pasar con el crédito.

Los bancos que ofrezcan crédito hipotecario UVA ya no tendrán obligación de extender plazos si la inflación deteriora la relación entre las cuotas a pagar y el ingreso de los solicitantes. ¿De qué se trata el cambio que decidió el Banco Central de la República Argentina y cómo puede afectarlos?.

El BCRA dejó librado a criterio de los bancos ofrecer esta posibilidad, que además los obligaba a tomar un seguro que encarecía el valor de las cuotas.

Según se explicó desde el BCRA, se eliminó la obligatoriedad de ofrecer un seguro para cubrir descalce entre CER (inflación) y CVS (variación salarial), pensado para mantener la relación cuota-ingreso, con el agregado de más cuotas al final.

“A partir de ahora pasa a ser voluntario que los bancos ofrezcan este u otro tipo de seguro”, señalaron.

Menos costos de crédito

Se espera que esta medida disminuya los costos del crédito hipotecario como así también facilitar su securitización.

Se trata de la venta de paquetes de crédito en el mercado de capitales, que apunta a mayor fondeo que permita desarrollar este tipo de financiamiento.

La securitización es la opción que tienen las instituciones de armar paquetes con su cartera de clientes y luego ofrecer el producto en el mercado de capitales, en un contexto en el que los bancos ya empezaron a competir en la oferta de ventajas para captar interesados en el crédito hipotecario.

“Al estandarizar la norma se facilita la securitización”, indicaron desde la autoridad monetaria, desde donde advirtieron que "de todas formas esto apunta a un escenario en el que la inflación se dispare, ya que en un marco de inflación controlada el crédito UVA siempre es virtuoso”.

Cambio en las cuotas: ¿chau pago mensual?

También se flexibiliza la condición obligatoria de que las cuotas deban ser mensuales, con lo cual también queda a la libre negociación entre las partes los plazos de pago.

“Es importante que cuando alguien firme un crédito ajustado por UVA chequee las condiciones y si lo cree conveniente buscar cobertura”, añadieron desde el BCRA.

Con esta medida habría una mayor oferta crediticia y además bajaría la cuota para quienes no quieran pagar el seguro.

En general, las modificaciones no son retroactivas. Es decir, regirán para créditos que se otorguen desde ahora, sin afectar a los que ya fueron suscriptos.

Te Puede Interesar