miércoles 16 nov 2022
Producción alternativa

Agricultura Orgánica: con Mendoza, la superficie crece

Argentina es el segundo exportador mundial de productos y alimentos orgánicos. Y el vino de Mendoza es nº 2, luego de la caña de azúcar.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 25 de septiembre de 2022 - 08:39

El 24 de setiembre es el día de la Agricultura Orgánica. Un mercado que avanza y dentro del cual Mendoza ha ganado protagonismo el último tiempo, de la mano de la frutihorticultura y en particular la elaboración de vinos orgánicos, para apuntalar un crecimiento llamativo: sólo en el último año la superficie se expandió un 19%.

El vino es el segundo producto orgánico exportado de origen vegetal, luego del azúcar de caña en Argentina, y se destina principalmente a Dinamarca, Suecia, Reino Unido y Alemania, según indica un informe reciente del INV (Instituto Nacional de Vitivinicultura).

El presidente del organismo, Martín Hinojosa destacó que "Argentina además de vino orgánico, exporta mosto orgánico y pasas de uva". A tal punto crece la tendencia en cuanto a este tipo de producción, que el INV ya empezó a trabajar para "ordenar" a los establecimientos que apuestan a la uva y vino orgánicos de modo que avancen en la certificación para exportar.

Entre las bodegas que apuestan a la sustentabilidad en todo el proceso para terminar posicionándose con productos orgánicos la nº 1 es Argento, del grupo Avinea. Actualmente cuenta con alrededor de 330 hectáreas en producción (Malbec y Cabernet Sauvignon sobre todo), y un 75% ya están certificadas.

Pero Argento va por más. Mientras financia proyectos de investigación en sustentabilidad mediante un convenio con la UNCuyo, según su gerente enológico, Juan Pablo Murgía, la meta es duplicar esa superficie en poco tiempo. En concreto, acaba de presentar Matriz Viva, un proyecto de I+D junto al INTA dentro de su Plan Agrícola 2025 para alcanzar 650 hectáreas orgánicas en los próximos 3 años.

Otros establecimientos siguen ese camino. Un caso es el de Vinorum, en Perdriel.

"No es fácil, pero estamos empezando a trabajar en la conversión de nuestros viñedos para producir vinos orgánicos", adelanta Cecilia Altieri, su propietaria, en referencia la decisión de la firma que acaba de lanzar al mercado lo nuevo de su línea Selección del Enólogo (Winemaker Selection), con tres exponentes: Syrah, Malbec-Tannat y Cabernet Franc.

Más allá del crecimiento que confirman los números (a un ritmo del 38% anual), hay mucho por hacer y el techo aún no se ve. En la última vendimia entraron a los lagares de las bodegas poco más de 700 mil quintales, alrededor del 3,5% de la cosecha total.

inv_primer_informe_de_productos_organicos_vitivinicolas_argentinos_flyer_feed_-_01.png

Fertilización diferenciada

En plena ola de la producción orgánica, los proveedores también se alinearon con la tendencia. DVA, la multinacional de origen alemán que desembarcó en Mendoza en 2021 trabaja en Incentia Bioscience, una línea de bioestimulación natural que promete optimizar rendimientos.

Según Vanesa Vignera, Crop Nutrition Business Manager de DVA, con el nuevo fertilizante se apunta, aún en condiciones de estrés (suelos salinos, sequía, heladas, agroquímicos) a potenciar la producción por unidad de superficie optimizando de esta manera los recursos y reduciendo el impacto y la carga química sobre los cultivos. Así, el agricultor obtiene producciones más sanas, nutritivas y de mayor valor comercial".

De hecho, la profesional reconoce que, desde su lanzamiento en 2021, los resultados confirman el crecimiento de la superficie productiva. Pero el portafolio de alternativas es amplio: productos a base de algas con hormonas naturales que aceleran el crecimiento de las plantas, y hasta bioestimulantes biológicos con enzimas que liberan nutrientes (magnesio, calcio) y carbohidratos.

Las ventas han superado el objetivo inicial que nos planteamos. Consideramos principalmente una demanda establecida en cultivos intensivos, pero notamos un crecimiento importante en el interés y la demanda de bioestimulantes en cultivos extensivos como soja, trigo, cebada y maíz entre otros. En la actualidad, estamos hablando de un mercado que demanda productos para agricultura ecológica y orgánica ya establecido en la planificación anual del agricultor”, completa Vignera.

inv_primer_informe_de_productos_organicos_vitivinicolas_argentinos_flyer_feed_-_02.png

Te Puede Interesar