Otro nocaut para su record

"Kid Dinamita" García guapo e imparable en el Luna Park

El cuadrilátero del Luna Park le sienta bien a Marco García, porque en ese escenario volvió a ganar por nocaut, esta vez frente a Marcelo Vargas.

Por Claudio Altamirano

Marco “Kid Dinamita” García volvió al Luna Park, ese mismo “templo del boxeo nacional e internacional” que enciende las luces de su ring para acobijar la “sed de gloria de las nuevas generaciones de deportistas”, entre ellos el malargüino Marco García, actual Campeón Mundial Juvenil Mediano OMB, y serio aspirante del cinturón Argentino. Está en el sexto puesto del ranking nacional.

Este sábado por la noche “Kid Dinamita” mostró, a sus 21 años, porque es una de las promesas del boxeo argentino, al ganar otra vez y por un contundente nocaut. El rival de este fin de semana fue el nacido también en Mendoza, pero radicado en la provincia de La Rioja Marcelo “Itaka” Vargas.

Marco García llegó este fin de semana a Buenos Aires con un record de diez peleas y todas ganadas, siete por nocaut. En su rincón estuvieron sus entrenadores Pablo Chacón y su padre Guillermo García.

MARCO GARCÍA NOCAUT 13 05 2023

Marco García subió su record

“Kid Dinamita” desde el primer segundo marcó la diferencia, salió a buscar la pelea, casi sin estudiar al rival, pero convencido de que debía “primeriar”, con una seguidilla de golpes certeros que indicaba, que si mantenía ese ritmo, el desenlace se aproximaba. El combate estaba pactado a ocho rounds. Ya en el primer asalto el árbitro de la contienda debió realizar el primer conteo a Marcelo Vargas.

Al segundo round Marco García saltó con la misma actitud, aguerrida que lo caracteriza, salió a buscar la pelea, sabiendo lo que ha había provocado en su rival en el primer round.

“Kid Dinamita” desató “una metralla de sobre Itaka” Vargas, que nada pudo hacer el residente en la Rioja para evitar el “final anunciado”.

“Llegó llegó una derecha que envió a Vargas a la lona y que precipitó el final del combate”, resumieron los periodistas acreditados anoche en el Luna Park.

La caída de Marcelo Vargas obligó a la rápida intervención del árbitro Alejandro Grifo cuando faltaba 1 minuto 53 segundos para el final del asalto, una medida acertada para resguardar la integridad física de los boxeadores. El conteo anterior fue cuando restaban 1 minuto 30 segundos para el cierre.

Te Puede Interesar