jueves 29 sep 2022
Confesión del conductor

Leo Montero habló de su romance con Gabriela Sabatini

Leo Montero pasó por PH, el programa que conduce Andy Kutnezoff y se refirió a su breve historia de amor con nada menos que Gabriela Sabatini,

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
26 de junio de 2022 - 14:13

Leo Montero pasó por PH, el programa que conduce Andy Kutnezoff por la pantalla de TELEFE y se refirió a su breve historia de amor con nada menos que Gabriela Sabatini, la mejor tenista argentina de toda la historia.

Todo se dio cuando el conductor pidió que “avancen al punto de encuentro los que tuvieron una primera cita inolvidable”, Leo Montero dio un paso al frente.

Y si bien primero recordó una salida que no llegó ni a la mitad porque la chica no le gustó y contó que para zafar inventó que su perra Julieta estaba enferma, sus anécdotas más destacadas y divertidas surgieron después a partir de las intervenciones de Andy Kusnetzoff.

“¿Usted salió con la tenista Gabriela Sabatini?”, disparó el conductor del programa PH, y Leo Montero de inmediato se hizo cargo: “Sí, por supuesto”.

“Fue un romance más conocido de lo que duró”, repasó el conductor de las previas de la NBA por ESPN con gracia. “Habremos estado 40 días, una cosa así. Ponele 41, y descontá 15 de vacaciones”, continuó en tono de broma, quitando peso a la relación. “Para mi Gaby es un amor, es divina, una persona espectacular, una familia hermosa. Re bien, re divina, re todo. Éramos re chiquitos”, explicó, como tratando de esquivar el tema.

“¿Es verdad que vos decís que no funcionó porque perdieron al paddle?”, quiso saber el periodista. “Al paddle perdimos”, reconoció y dio la explicación correspondiente. “Lo que hacían los hijos de puta era tirarme todas a mi. Jugaba Ova -por Sabatini- y el primo, capo como tenista también. Todos juegan bien. Yo era el peor de los cuatro”, cerró sobre el tema.

A la hora de recordar las razones por las que el noviazgo no prosperó, Montero lo atribuyó a la edad: “Éramos muy chiquitos, que se yó”, haciendo referencia a que eran veinteañeros. Después de aquel viaje en el tiempo, le mandó un saludo a su esposa desde hace 18 años, Malu Tedesco. A la hora de recordar las razones por las que el noviazgo no prosperó, Montero lo atribuyó a la edad: “Éramos muy chiquitos, que se yó”, haciendo referencia a que eran veinteañeros. Después de aquel viaje en el tiempo, le mandó un saludo a su esposa desde hace 18 años, Malu Tedesco.

Te Puede Interesar