Juicio por jurado
La acusada de matar a su marido: "Yo me defendí, no lo quise matar"
Miércoles, 15 de mayo de 2019

Claudia Jaquelina Cortez (49) es juzgada por matar a su marido Carlos Ernesto Pelayes (48), hecho ocurrido el año pasado cuando el hombre murió al recibir un puntazo en el pecho, a la altura del corazón. Este miércoles se conocieron los alegatos donde la parte acusatoria pidió que sea hallada culpable pero con atenuante al ser víctima de violencia de género. En tanto, los abogados defensores argumentaron que fue un caso de legítima defensa. 

Luego de escuchar los alegatos de ambas partes, la imputada decidió hablar y contó su verdad acerca de lo ocurrido aquel 28 de junio del año pasado en su casa de calle México de Godoy Cruz. 

Ante el juez Aníbal Crivelli, Cortez explicó que "no tenía necesidad de pasar por lo que estoy pasando porque esto me iba a restar en mi salud (la mujer tiene cáncer) pero mis hijos me lo pidieron. Me dijeron `mamá tenés que decir la verdad´, comenzó. 

"Y siguió: "Yo voy a trabajar todos los días, puedo estar con mis hijo y esto me resta (su cuadro de salud). Yo sé que lo maté, no lo niego. Pero me defendí, no lo quise matar y estoy muy arrepentida", señaló ante el jurado popular.

"La patada existió (por una de las agresiones que sufrió aquella noche), no me dio el cáncer pero si exitstió. Y como esa, existieron un montón de palizas", argumentó. 

Para concluir, manifestó que "vine por mí y por tantas mujeres que hoy están muertas por no haberse defendido. Sólo me defendí y esto me va a hacer más mal". 

Fernando Guzzo, del Ministerio Público Fiscal, expresó en sus alegatos que la imputada es culpable del delito de homicidio agravado por el vínculo y que tuvo la intención de matar a su marido luego de sufrir por 30 años una situación de violencia de género. "Fue la gota que rebalsó el vaso, quiso decir basta pero esto no justifica que mató a su marido", señaló

Tras manifestarse frente al jurado, pidió que la declaren culpable por el delito de homicidio agravado por el vínculo pero bajo una "situación extraordinaria de atenuación", lo que no disminuye la pena. En este caso, si es hallada culpable, podría recibir de 8 a 25 años y no perpetua.

Fernando Guzzo, jefe de fiscales de Homicidios. 

Por otro lado, los abogados defensores, entendieron que Cortez actuó en legítima defensa porque era víctima de violencia de género.

Explicaron que estaba inmersa en el círculo de violencia de género sin saberlo, y que por ese motivo seguía con el hombre. "Sintió que las amenazas de muerte iban a ser reales" y que por esa razón actuó de esa manera para defenderse, detallaron. 

Tras la declaración de la imputada, el jurado popular pasó a deliberar tras recibir las instrucciones del juez técnico, Aníbal Crivelli. Si el jurado la declara culpable, el juez deberá decidir la cantidad de años que recibirá.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario