Testimonio clave
Juicio por Johana Chacón: "Mariano la estaba ahorcando con una soga"
Miércoles, 19 de septiembre de 2018
Por: Hernán Adrover @hernanadrover53

El debate por la desaparición de Johana Chacón (13) comenzó este miércoles y tuvo la declaración de Mariano Luque, el único imputado que llegó al juicio y que está acusado de asesinar a la joven el martes 4 de setiembre de 2012 en Lavalle. También declaró Beatriz Chacón, la hermana de la víctima, quien detalló cómo fue el momento en que observó a Luque mientras la asesinaba en la cocina de la casa. 

Luque, en primera instancia, habló ante el Tribunal Colegiado formado por Rafael Escot, Gonzalo Guiñazú y Aníbal Crivelli, y negó esta acusación: "Es mentira que la estrangulé y que la quemé"

Luego, fue el turno de la hermana de Johana. La mujer, que estaba embarazada de siete meses cuando ocurrió el hecho y que se encontraba con reposo porque era "de alto riesgo", explicó qué sucedió aquella mañana. 

"Esa mañana Johana se levantó, se cambió y desayunó pero no quería ir a a la escuela. Buscaba cualquier excusa para no ir. Le pidió plata a Luis (Luis es Curallanca, dueño de la casa y padrastro de Mariano Luque) para comprarse un jugo para el almuerzo y después la llevó Mariano en la camioneta", contó Beatríz. Respecto al vehículo hubo una contradicción con la declaración de Luque, quien aseguró que la trasladó en un Renault 12 naranja. 

Mariano Adrián Luque (36) está juzgado por la desaparición de la menor de 13 años, el 4 de setiembre del 2012. 

Luego explicó que Luque llegó a la finca y que se puso a trabajar. "Johana tenía que llegar a las 16. Eso cada tanto cambiaba porque a veces se quedaba hasta más tarde". "Cuando llegó (por Johana), entró porque se escuchó el portón. Me dijo que tomáramos un té y puse la tetera", siguió.

"Me pidió que la ayudara a hacer la tarea y le dije que esperara un ratito", contó mientras confirmaba ante los presentes que ella estaba en reposo por el embarazo. Aseguró que se fue un rato y que cuando regresó, "la estaba ahorcando con una soga en la cocina". La testigo se puso a llorar y cortó su relato. 

También confirmó que en ese momento del ataque, Johana se orinó los pantalones y que no pudo hacer nada porque "me congelé y me hice para atrás. Se me corrían las lágrimas", confirmó. 

Aseguró que Luque la vio en ese momento pero que no le dijo nada y que luego vio como él  "la carga (a la víctima) en una engarilla y la lleva a una parte donde hay una churrasquera y un horno. También había un tacho donde quedaban cosas", siguió. 

"Lo vi cuando la metió adentro del tacho y la prendió fuego", aseguró. Y señaló que estos movimientos los siguió a través de la ventana de la casa. Ante las consultas de por qué razón no había contado esto en el momento de la desaparición de su hermana, Beatríz aseguró que no lo hizo por miedo. "Mariano me dijo que no vaya a decir nada porque sino me iba a pasar algo a mí que estaba embarazada de gemelos", detalló. 

En su relato, también contó que se quedó embarazada producto de la relación que mantenía con Luque pero que no era consentida. También dejó ver una situación de vulnerabilidad que vivía con sus hermanos porque dependían para vivir de Luis Curallanca, quien les compraba ropa y les daba de comer. 

Por otro lado, complicó aún más a Luque porque antes de ocurrir el hecho, este hombre le dijo que "yo no me voy a comer la vida en cana por culpa de esta pendeja", declaración que hace referencia, según Beatríz, a una situación que sabía Johana sobre Luque. En este caso hay dos hipótesis: una relacionada a que la pequeña sabía que Luque tuvo relación con la muerte de Soledad Olivera, ocurrida en 2011 y por la cual el ahora acusado fue condenado a 12 años de cárcel por homicidio el año pasado.

La otra teoría es que Johana había sido abusada por Luque y que, quizás, lo iba a denunciar por esta situación. Respecto a este punto, en una remera de Johana se encontraron muestras de semen que ahora van a pedir que se coteje con el ADN de Luque, detallaron. 

Para este jueves se esperan más testimonios de importancia, como lo es el de un policía al que Beatríz le confesó que fue Luque el autor del crimen de la pequeña de 13 años.     


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario