Día de la Lucha contra el Sida

Sida: el 70% de las personas con VIH tiene síntomas pero se confunden con otros cuadros

El VIH presenta síntomas que pueden confundirse con otros cuadros virales. Por este motivo, los profesionales de la salud insisten en la importancia del testeo.

Por Florencia Rodriguez

Este 1 de diciembre es el Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Actualmente, existen tratamientos que permiten suprimir la carga viral y no transmitir el VIH. El problema es que muchas personas que han contraído el virus desconocen su situación porque en ocasiones la sintomatología que se manifiesta puede ser confundida con otros cuadros virales. Esto propicia su propagación si no se adoptan las medidas de protección correspondientes- como el preservativo- durante las prácticas sexuales. De ahí, la importancia de un diagnóstico temprano que no sólo garantiza una mejor calidad de vida, sino que además, se evita el desarrollo de la enfermedad del Sida. Incluso, con la medicación correspondiente, es posible suprimir la carga viral y tener la misma expectativa de vida que una persona que no está infectada.

Es importante aclarar que estar infectado/a con VIH no necesariamente significa que la persona vaya a desarrollar la enfermedad del Sida, esa es una posibilidad en caso de diagnóstico tardío ya que retrasa el inicio del tratamiento. Es por este motivo, que los profesionales de la salud recomiendan los testeos periódicos que son gratuitos y los resultados, confidenciales. Además, tras una evaluación médica, en Mendoza se puede acceder a la Profilaxis Pre Exposición (PREP).

Tras una baja de diagnósticos en el 2020 a causa de las medidas de confinamiento por la pandemia de coronavirus, desde el 2021 y en este 2022, las cifras de casos nuevos regresó a sus niveles normales. Esto, gracias al acceso a la información, al asesoramiento y, en especial, a los testeos.

“Hemos vuelto a una meseta de 320, 340 casos nuevos por año y este 2022, vamos a terminar en un número similar. El año pasado, cerramos con 322 nuevos casos, es decir, volvimos a las cifras 2019. En los últimos 5 años, antes de la pandemia, los nuevos diagnósticos se ha mantenido entre 300 y 340”, comenzó a explicar Víctor Bittar, director del Programa Provincial de VIH/Sida de Mendoza. Y agregó: “Creemos que es porque cada vez más gente concurre a testearse y/o son más los centros que ofrecen la prueba de VIH, así como el asesoramiento y la información”.

Condón.webp
El preservativo o condón, una de las mejores prevenciones para el contagio de HIV

El preservativo o condón, una de las mejores prevenciones para el contagio de HIV

La importancia de los testeos

Bittar señaló que el 70% de las personas con VIH tienen síntomas pero se confunden con otros cuadros virales y, de esta manera, el virus puede continuar propagándose si no se adoptan las medidas de protección como el correcto uso del preservativo durante las prácticas sexuales.

“El problema es que aunque el virus manifieste síntomas al entrar al organismo, muchas veces son confundidos con otros cuadros virales como, por ejemplo, la gripe. Por ese motivo, transmiten la infección y esa es la razón por la cual el tratamiento es una estrategia de prevención: si la persona que tiene la infección comienza a tomar la medicación a diario, logra una carga viral no detectable, es decir, no transmite la enfermedad a otra(s) pareja (s) sexuales. Es en ese punto donde radica la importancia del diagnóstico temprano”, expuso Bittar.

“El 70% de las personas que tienen infección o que contraen la infección recientemente, tienen sintomatología.Lo que sucede es que es muy inespecífica y se puede confundir con un cuadro gripal. Esos síntomas son: decaimiento, febrícula o fiebre, dolor de garganta, agradamiento de los ganglios y una erupción cutánea”, agregó.

El experto indicó que esta sintomatología debe sugerir a cualquier profesional de la salud descartar la presencia del VIH. “No obstante, si el test se realiza en esa etapa que es muy temprana y que ocurre aproximadamente a la semana o 10 días de haberse infectado, el paciente va a recibir un diagnóstico negativo y sus síntomas se van a interpretar como un síndrome gripal o una virosis común y corriente porque, en realidad, el VIH es un virus y produce esta sintomatología inicial en un alto porcentaje de personas”, explicó.

“Hay entre un 30% y 40% de personas que no tiene ningún síntoma pero hoy se sabe, estudiando en retrospectiva a pacientes con VIH, que la mayoría ha tenido en el momento de la infección aguda esta sintomatología. Entonces, ahí es importante el ojo clínico del profesional de la salud para hacer una prueba de VIH en esa consulta y repetirla en 30 días porque los métodos actuales son tan sensibles que a un mes de haberse infectado, una persona ya puede saber si es positivo o no. Eso permite un diagnóstico tempranísimo y, en ese caso, el médico/a preserva con tratamiento el sistema inmunológico y seguramente esa persona nunca va a enfermar de Sida sino que se va a mantener con muy buena calidad de vida y logrará cargas virales no detectables rápidamente. Tampoco infectará a sus parejas sexuales. Por todo esto es que realmente vale la pena testearse periódicamente cuando una persona es sexualmente activa y no usa el preservativo de manera consistente y permanente en sus prácticas sexuales”, cerró el experto.

Te Puede Interesar