Fácil, rápido y económico

Receta: cómo hacer un bizcochuelo para disfrutar con el mate

Esta receta de bizcochuelo casero es más sencilla de lo que pensás y te permite disfrutar de un postre saludable, económico y delicioso.

Hacer un bizcochuelo casero no solo es una actividad divertida y relajante, sino que también te brinda la oportunidad de controlar los ingredientes que consumís, evitando conservantes y aditivos que suelen encontrarse en los productos industriales. Además, el aroma del bizcochuelo recién horneado llenará tu hogar de una calidez y un encanto que no tiene comparación. Mirá esta receta.

El proceso de preparación de un bizcochuelo es bastante simple, y no requiere de habilidades culinarias avanzadas ni de utensilios sofisticados. Con unos pocos ingredientes básicos que probablemente ya tengas en tu despensa, podés crear un postre esponjoso y delicioso para compartir con familia y amigos.

image.png
Receta: cómo hacer un bizcochuelo para disfrutar con el mate

Receta: cómo hacer un bizcochuelo para disfrutar con el mate

Receta de bizcochuelo casero

Para hacer este bizcochuelo necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 4 huevos
  • 200 gramos de azúcar
  • 200 gramos de harina leudante
  • 100 ml de leche
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal

Paso a paso

  1. Preparar los ingredientes. Precalentá el horno a 180 grados Celsius. Separá las claras de las yemas de los huevos.
  2. Batir las claras. En un bol grande, batí las claras a punto nieve con una pizca de sal hasta que estén bien firmes. Esto ayudará a que el bizcochuelo sea más esponjoso.
  3. Mezclar las yemas y el azúcar. En otro bol, batí las yemas con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina y cremosa. Agregá la esencia de vainilla.
  4. Incorporar los líquidos. Añadí la leche y el aceite a la mezcla de yemas y azúcar, batiendo hasta integrar bien.
  5. Agregar la harina. Tamizá la harina leudante sobre la mezcla de yemas y azúcar, incorporándola de a poco y mezclando con movimientos envolventes para que no pierda aire.
  6. Unir las claras. Finalmente, agregá las claras a punto nieve a la mezcla, integrándolas con movimientos suaves y envolventes para mantener la esponjosidad.
  7. Hornear. Verté la mezcla en un molde previamente enmantecado y enharinado. Llevá al horno y cociná durante aproximadamente 30-35 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro, este salga limpio.
  8. Enfriar y desmoldar. Dejá enfriar el bizcochuelo en el molde durante unos minutos antes de desmoldar sobre una rejilla para que se enfríe completamente.

¡Y listo! Ahora podés disfrutar de un delicioso bizcochuelo casero, perfecto para cualquier ocasión, incluso como postre./El destape.

Te Puede Interesar