Problema

Monotributistas: ¿por qué algunas inmobiliarias no les quieren alquilar?

Hemos conocido varios casos de inmobiliarias que no quisieron firmar contratos de alquileres con monotributistas. ¿Por qué sucede? ¿Es legal?

Por Cecilia Zabala

A muchos monotributistas les ha pasado que, al momento de firmar un contrato de alquiler de un inmueble, se encontraron con la novedad de que por su condición no los dejaron avanzar. Por qué sucede esto. ¿Es un abuso? ¿Es discriminatorio? Te contamos un poco más sobre esta arista de los alquileres.

En las últimas semanas hemos conocido varios casos en los que distintas inmobiliarias han puesto trabas a contribuyentes en condición de monotributistas para firmar un contrato de alquiler. Las opciones que les dan son mejorar la condición de los garantes, sumar otro y hasta, incluso, firmar el contrato a nombre del garante y que el inquilino real pase a ser la garantía. Esta última opción es "descabellada" aseguran algunos.

Lo que sucede es que no hay una legislación que frene estas situaciones, pero tampoco una que limite a los monotributistas a alquilar a su nombre.

Lo cierto es que en Argentina cada día hay más monotributistas, lo que resulta una fantasía pensar que de ellos ninguno pueda ser inquilino. Un informe oficial reveló a finales de 2023, que ese índice subió un 10,2% en el país. Es decir que se sumaron al régimen 266,5 mil trabajadores, divididos entre 169,5 mil del monotributo social y más de 94,1 mil del monotributo.

¿Qué dice la ley?

Distintos abogados consultados por Sitio Andino brindaron algunas de las razones por las que puede suceder esto: "Si el propietario no quiere alquilarle a un monotributista está en todo su derecho, no hay nada que lo obligue. Puede surgir el miedo de que sus ingresos no sean fijos ni estables", explicó Gustavo.

Eduardo, otro abogado consultado, señaló que "el problema es que el monotributista es insolvente", por lo que si tuviese que ir a un juicio de desalojo -en un caso extremo- "la situación se complicaría para el propietario".

Roberto Irrera, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Mendoza, puso algunos reparos a esta situación: "Va a depender de qué categoría esté en el monotributo, o sea, no todos podemos quedar en la misma bolsa". "Eso se puede resolver con una certificación de ingreso con un contador", agregó.

Respecto a la estrategia de que se quiera hacer un enroque entre inquilino y garante a la hora de firmar el contrato, sostuvo: "Realmente es una locura porque va a ser peor en el caso de que realmente tuvieran que desalojar. El garante-inquilino va a decir, si yo no vivo ahí. Es refutable 100%". "Si el inquilino es monotributista y presenta muy buenas garantías, yo no veo el inconveniente", evaluó.

Volviendo al tema legal, Irrera sostuvo: "No hay legislación en contrario. Suele pasar que no es la inmobiliaria, sino el propietario que no lo recibe. Es lo mismo que pasa como cuando te dicen no quiero mascota, no quiero niños. Son las decisiones de los propietarios", señaló.

Te Puede Interesar