Fraude financiero y tráfico de información privilegiada

Joe Lewis, el magnate dueño de Lago Escondido, se entregó a la justicia y salió en libertad

El empresario británico, Joe Lewis, es investigado por fraude financiero y tráfico de información privilegiada.

El dueño del Lago Escondido, Joe Lewis, es investigado por fraude financiero y tráfico de información privilegiada. Este miércoles se entregó a la justicia estadounidense para declarar en la causa que lo investiga por fraude financiero y traficar información privilegiada. Dijo en una audiencia de la corte de Manhattan que es inocente y, tras pagar una fianza, salió en libertad.

Lo acusan de ofrecer datos a sus allegados sobre empresas que cotizan en la bolsa para beneficiarlos en la compra y venta de acciones. El multimillonario empresario de 86 años ante la jueza federal Valerie Figueredo en la corte de Manhattan, sostuvo que es inocente por los presuntos delitos que abarcan desde 2013 hasta 2021. Los cargos conllevan sentencias máximas posibles de décadas de prisión, pero cualquier sentencia sería determinada por un juez.

En ese sentido, los fiscales federales del Distrito Sur de Nueva York acusaron al empresario radicado en las Bahamas de orquestar una "descarada" trama de tráfico de información privilegiada mediante la transmisión de consejos sobre empresas en las que invertía a amigos, asistentes personales, pilotos privados y parejas sentimentales. "Esa gente hizo entonces negocios con esa información privilegiada y ganó millones de dólares en bolsa, porque gracias a Lewis esas apuestas eran algo seguro", indicó el fiscal Damian Williams. Según él, Lewis habría proporcionado esta información como un medio para remunerar a sus empleados o para ofrecer regalos a amigos o conquistas, calificando el esquema como "corrupción corporativa clásica" y "trampa".

Dos de los pilotos de Lewis, Patrick O'Connor y Bryan Waugh, también fueron acusados de fraude de valores con información privilegiada, según reportó desde Nueva York la agencia de noticias británica Reuters. Ambos cosecharon millones de dólares en beneficios ilegales gracias a los consejos de Lewis, según los fiscales.

El abogado de Lewis, David Zornow, aseguró que los fiscales "cometieron un error atroz" al acusar a su cliente, a la par que afirmó que el empresario fue de forma voluntaria a Estados Unidos para defenderse de los cargos. Los abogados de O'Connor, de 66 años, y Waugh, de 64, no respondieron de inmediato a las peticiones de comentarios. Ambos también fueron detenidos, informaron los fiscales.

Lewis es considerado uno de los hombres más ricos del Reino Unido, con una fortuna estimada en más de 6.000 millones de dólares, según Forbes, basada en su negocio como comerciante de divisas (cambio de divisas) desde la década de 1980. El multimillonario es fundador y propietario de la firma de inversión Tavistock Group, cuya filial ENIC se convirtió en accionista del Tottenham en 2001.

Fuente: El Perfil

Te Puede Interesar