Novedad

Fluidez lectora: la DGE suma a un nuevo grupo de alumnos al último censo

La Dirección General de Escuelas anunció que en el último censo de fluidez lectora de este 2023 se sumará otro grupo de estudiantes que no había participado.

Por Florencia Rodriguez

El próximo 6 de noviembre se realizará el último censo de fluidez lectora de este 2023 entre los estudiantes de primaria y secundaria tanto del ámbito público como privado de la provincia de Mendoza. Desde la Dirección General de Escuelas (DGE) anunciaron que en esta última medición del año habrá una novedad: se incluirá a un grupo de alumnos y alumnas que no habían participado antes de este operativo que se realiza hace 3 años.

El tercer censo de fluidez lectora comenzará el lunes 6 de noviembre y finalizará el jueves 7 de diciembre por lo que la funcionaria de la DGE pidió a padres, madres y tutores que lleven a los alumnos y alumnas a clases teniendo en cuenta que, en los últimos días del ciclo lectivo, crece un poco el nivel de ausentismo.

Censo de Fluidez Lectora: último del 2023 y con una novedad

“Como siempre, tenemos una parte destinada a los grupos focales y el resto del tiempo está destinado a todos los grados de escolaridad, tanto en primaria como en secundaria. Es muy importante que los chicos/as asistan a clases durante todo el mes de noviembre porque en cualquier momento pueden ser censados y, en especial, para que podamos obtener información de su rendimiento en las tres mediciones (inicio, mitad y final de ciclo lectivo) de cada uno de los estudiantes, para poder hacer el seguimiento”, comenzó a explicar Del Pópolo.

“En cuanto a los grupos focales, seguimos con los mismos que son los que marca la Ley Provincial de Alfabetización: tercer grado, sexto grado y primer año del nivel secundario. En este censo habrá una particularidad y es que se incorpora a los chicos/as de primer grado. Esto es una novedad porque hasta ahora no habían participado de estos operativos. En el último informe, tuvimos un reporte de cómo evoluciona la trayectoria de lectura de un niño entre segundo y tercer grado, ahora, será posible obtener esa información entre primer y tercer grado”, detalló.

censo de fluidez lectora, fluidez lectora

Del Pópolo señaló que durante el pasado mes de agosto ya hubo una primera evaluación censal en primer grado en el que se tomó la lectura silenciosa de palabras. “Los niños/as tenían que leer una lista de palabras y unirlas con sus referentes gráficos, es decir, con los respectivos dibujos, y la verdad es que salió muy bien: el 75% de los chicos/as de primero tuvo buen desempeño en esa primera evaluación y eso nos animó a escucharlos leer en el operativo de noviembre”.

Último censo del año: el balance

Al momento del balance sobre los operativos que se vienen realizando, la titular de la Dirección de Planificación de la Calidad Educativa puso en valor la importancia de haber conseguido una Ley Provincial de Alfabetización “porque sienta las bases del trabajo de los próximos años, es decir, ya no puede quedar librado a políticas partidarias, sino que colocar a la alfabetización en el centro, se ha transformado en una política de Estado y creo que ese es el primer gran acierto. Esa ley establece que las metodologías con las que se trabajará en el aula deberán estar basadas siempre en evidencia científica, y no libradas a la decisión arbitraria de quién las encare. Además, convoca a la evaluación continua, para que los chicos que tienen dificultades reciban el recurso necesario en términos de tiempo y de atención, para aprender a leer en el momento que es mejor hacerlo: en la escolaridad de los primeros años”.

“Entonces, poner foco, especialmente en el tercer grado, que cierra ese periodo que hoy sabemos es clave para aprender a leer- que va entre los 0 y los 8 años, y luego volver a medir a esos mismos alumnos/as en sexto grado nos permite saber quiénes son los estudiantes que aún requieren de ayuda y tener un disponible presupuestario que la otorgue. El primer paso es identificarlo, el segundo abordarlo y tercer, evaluar ese abordaje para saber si se requieren nuevos ajustes. Pienso que esos han sido los grandes logros de estos operativos”, resaltó la funcionaria.

lectura, fluidez lectora, escuela - 521710

Los números que hablan

Como parte del balance, Del Pópolo se basó en las estadísticas para demostrar que ha sido positivo.

“Hemos avanzado significativamente en todos los grados, pero quiero poner algunos de testigo. Por ejemplo: en tercer grado, iniciamos este 2023 con un 27% de estudiantes críticos y, en la segunda medición, se había reducido al 12%. En segundo grado, iniciamos con el 50% de los chicos críticos, que no sabían leer y en la segunda medición, bajó al 26% lo que nos indica que la mitad ya aprendió a leer para julio”.

“Y el otro número que para mí es muy significativo es el de séptimo grado: iniciamos el año con 17% de estudiantes críticos y hoy estamos en 9%, hemos llegado a un dígito. Estas cifras son de la comparación entre la primera y segunda medición, por lo que es probable que veamos un camino de mejoría en la tercera y por eso es tan importante que todos/as los estudiantes estén en la escuela para poder hacer esa trazabilidad”, cerró la directora de Planificación de la Calidad Educativa.

Te Puede Interesar