Mercados Internacionales

Los mercados le toman el tiempo a la Argentina de Javier Milei

Los mercados comienzan a dar señales preocupantes para la Argentina de Javier Milei. En un mundo convulsionado nuestro país puede pagar consecuencias.

Por Marcelo López Álvarez

No todo lo que brilla es oro, muchas veces no pasa de latón pintado y es la imagen de los mercados financieros con la Argentina de Javier Milei. La inestabilidad del mundo, la posiciones que toma la conducción política del país empiezan a cobrarse el vuelto con una economía cimentada en una fantasía.

Mientras el Gobierno de Javier Milei sigue entregando impunemente multimillonarios negocios a sus amigos y favorecedores como Marcos Galperin, los mercados comienzan a dar señales de agotamiento, como bien advertimos en estos espacios y en Radio Andina, el furor duraría hasta que se dieran cuenta.

La situación internacional y el reagravamiento de los conflictos genera el clásico fly to quality y Argentina no está exenta de esa tendencia, es más, probablemente sea quién la encabece.

El BCRA compró ayer poco más de 100 millones de dólares pero es intrascendente ante la fuerte disminución del MERVAL tanto en dólares como en pesos. La misma situación se dió con los bonos en la moneda estadounidense que también registraron caídas considerables mientras los dólares financieros revertían la tendencia y comenzaban mostrar subas en sus cotizaciones.

Argentina recibe señales en un lunes complicado

Las señales a la economía Argentina llegan en un lunes complicado con un mundo que se muestra belicoso, una Argentina que toma posiciones en contra de su propia historia y la posibilidad de que la escalada del conflicto entre Ucrania y Rusia, sumado al renacer bélico en Medio Oriente, ponen a los mercados en alerta por el precio del petróleo y los commodities que pueden desatar un nuevo proceso inflacionario global y de estancamiento de la economía por la continuidad de las tasas altas en Estados Unidos sumado a los conflictos bélicos y diplomáticos

En ese contexto la precaria economía de la Argentina potenciada por las medidas del tandem Milei-Caputo entra en una zona de inmenso riesgo. La posibilidad de un efecto Puerta 12 con los capitales e inversores saliendo rápido de los bonos argentinos y tratando de recuperar sus dólares de la carry trade pueden llegar a ser mortales. Los casi 6 puntos que perdieron ayer los bonos argentinos pueden ser apenas una señal.

image.png
Las asambleas de primavera del FMI un clásico anual donde la Argentina buscará convencer de una ampliación del crédito para levantar el cepo.

Las asambleas de primavera del FMI un clásico anual donde la Argentina buscará convencer de una ampliación del crédito para levantar el cepo.

La conjunción de un presidente que se declara economista pero no tiene ningún conocimiento del funcionamiento de la economía real con un Ministro de Economía especialista en negocios financieros da como resultado que Argentina entre en una zona de riesgo enorme ante el menor estornudo de un mundo globalizado cuyos actores se comportan como boxeadores estudiándose en el primer round.

En este escenario el Ministro Caputo viaja a la tradicional reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional en Washington con la secreta y cada vez más lejana esperanza de que el organismo destrabe alguna ampliación del crédito que sirva para financiamiento del levantamiento de las restricciones cambiarias.

El problema de Milei-Caputo es que un contexto internacional impredecible y sabiendo cómo se comportan los mercados con la Argentina el Fondo se enamoró fuertemente del (mal llamado) cepo por que permite que el Central conserve los dólares que necesita para pagarle, precisamente, al Fondo.

El que se quema con leche ve una vaca y llora y el Fondo sabe que el interés (y negocio) de Caputo (al igual que hizo en el gobierno de Macri) es conseguir dólares para que vuelen hacia las manos de sus amigos y empleadores.

Un clásico conflicto de intereses con final cantado.

Te Puede Interesar