Paso Internacional

Jorge Faurie, el embajador que complica el Paso Internacional

Jorge Faurie, protagonizó sonoros escándalos que motivaron informes diplomáticos de las autoridades chilenas. La compleja relación del Paso Internacional.

Por Marcelo López Álvarez

La carrera del ex canciller y actual embajador argentino en Chile, Jorge Faurie, está llena de bochornos y papelones. Este sujeto menor (no por su altura sino por su formación) que llegó a la política grande de Argentina de la mano de Mauricio Macri escaló posiciones y fue rueda de auxilio en los primeros días de Javier Milei para suplir la ignorancia absoluta del equipo de Javier Milei, Diana Mondino y sus equipos en materia internacional, ahora complejiza la situación del Paso Internacional Cristo Redentor.

Esa labor y su vocación de apoyo al gobierno de Javier Milei fueron recompensadas con un lugar muy importante en la diplomacia argentina pero que para el gobierno libertario es un lugar absolutamente menor y fuera del radar de importancia, la Embajada en Chile.

El señor que lloró por teléfono para celebrar un acuerdo que no existía trasladó ahora sus bochornos y papelones a nuestros vecinos chilenos y está a punto de complicar severamente las relaciones y la transpirabilidad de nuestra ruta internacional.

Los colegas y amigos de El Mostrador, con la firma del colega Carlos Saldivia, informan hoy en portada de un par de incidentes diplomáticos de proporciones que provocaron la molestia del Palacio de La Moneda y del Ministerio de Relaciones Exteriores chileno.

Las desventuras del Embajador Faurie

Según informa El Mostrador los acontecimientos motivaron cuatro oficios diplomáticos desde las representaciones de Chile en nuestro país a la Moneda y a la Cancillería chilena solicitando adoptar medidas en la capital trasandina por las “irrespetuosas” del embajador argentino.

Siete días atrás, el pasado viernes, Faurie participó, en Uspallata y Los Andes de sendas reuniones con diplomáticos chilenos de la Embajada de Chile en Argentina, el cónsul en Mendoza y el delegado provincial de Los Andes, Cristian Aravena Reyes, bien conocido por los mendocinos

En la visita a Mendoza Faurie mantuvo encuentros con empresarios mendocinos, se reunió con el gobernador Alfredo Cornejo en su despacho y ese jueves por la noche tuvieron una cena en la residencia oficial de La Puntilla con el embajador chileno Antonio Viera Gallo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/alfredocornejo/status/1768365043807064459&partner=&hide_thread=false

Sin embargo, la cordialidad del jueves no se mantuvo en las reuniones del viernes en la Cordillera. Después de recorrer las instalaciones de todo el corredor, y de reunirse con directivos de APROCAM, entre otros, llegó el momento de las reuniones bilaterales.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/APROCAM1/status/1768983316441473260&partner=&hide_thread=false

Allí Faurie empezó a cuestionar las políticas chilenas y en un momento de la discusión exigió respeto y sumisión ante Argentina ya que Mi país ya era potencia agrícola mientras ustedes recién aprendían a comer” según pudieron reconstruir los colegas de El Mostrador.

El Mostrador, a través de la crónica de Saldivia, relata que las conversaciones acerca de la situación del Paso y sobre todo del transporte de cargas comenzaron el jueves en Mendoza “hasta donde arribaron Faurie; el embajador chileno en Buenos Aires, José Antonio Viera-Gallo; la consejera Francisca Montealegre, segunda autoridad de la sede diplomática chilena; y el cónsul de Chile en Mendoza, David Quiroga Hinojosa.

Al día siguiente, el embajador Viera-Gallo, por prescripción médica, debido a los 3.500 metros de altura en que se encuentra el recinto de control, los esperó en Mendoza. Los demás diplomáticos, junto con el delegado presidencial provincial de Los Andes, Cristian Aravena, además del representante de la Dirección de Fronteras y Límites (Difrol), Pedro Pablo Silva, y autoridades de ProChile, llegaron a la cita, la cual –según explican miembros de la delegación a El Mostrador– fue particularmente incómoda por la conducta “ofensiva” de Faurie con los chilenos”.

Según la crónica ya en la sala de Reuniones del Área de Control Integrado (ACI) y de acuerdo con el relato de testigos a El Mostrador cuando ingresó el representante de Milei solo saludó de mano a dos de los funcionarios presentes e ignoró por completo al delegado presidencial” de Los Andes Cristian Aravena Reyes.

image.png
Jorge Faurie durante las reuniones que motivaron las quejas diplomáticas. Foto Red X de la Embajada Argentina en Chile

Jorge Faurie durante las reuniones que motivaron las quejas diplomáticas. Foto Red X de la Embajada Argentina en Chile

Los informes diplomáticos lapidarios con Faurie

El Mostrador tuvo acceso al oficio (informe diplomático) del delgado presidencial y en el Aravena Reyes relata que “Llegado el momento de reunirnos en Uspallata, en el recinto ACI Argentina, el Embajador Argentino hizo ingreso a la sala de reuniones saludando de mano solo a algunos de los que ahí se encontraban presentes, no saludó al Delegado Presidencial de Los Andes acto seguido el Embajador dio inicio a la reunión aun cuando no estaban en la mesa todos los convocados, no dando tiempo ni posibilidad a que cada uno se presentara y diera a conocer a qué organismo o servicio representaba. La reunión continuó con las consultas respecto de los funcionamientos, trámites y tiempos de demoras en el ACI a personal funcionario público argentino y a representantes de gremios de transportistas”.

El delegado presidencial en Los Andes señaló en su informe enviado al Subsecretario de Interior de Chile que “Una vez finalizada la intervención de quienes habían sido objeto de consultas el Embajador preguntó ‘si de parte de Chile alguien quería decir algo’ (sic). Por supuesto, tomé la palabra en mi calidad de Delegado Presidencial Provincial de Los Andes, dando a conocer mi cargo y representación, dando los saludos correspondientes, agradeciendo la visita de Embajador, momento en el cual este interrumpe imprudentemente diciendo ‘el Estado Chileno acostumbra a crear figuras de representación, en especial esta de Delegado, ¿qué es eso, qué es un delegado?, nuestro Gobierno no reconoce tal cargo y no le atribuye ninguna importancia ni validez a la misma’. Acto seguido, el Delegado Presidencial replica que es él quien representa al Presidente de la República en la Provincia y que su cargo no es antojadizo sino establecido legalmente (…), ante la presencia del gremio de camioneros (Aprocam), el solicitarse por parte del Embajador 24 horas de funcionamiento de los pasos fronterizos a como dé lugar, poniendo por delante el comercio y la actividad económica del transporte por sobre la vida y seguridad de las personas, incluso, puso como ejemplo, que de no darse lugar a estas solicitudes su país podría cortar el suministro de gas de Concepción al sur de Chile”.

Cómo es sabido las reuniones continuaron el viernes por la tarde, pero ya en territorio chileno y allí el oficio al que accedió en forma exclusiva El Mostrador señala que en esa reunión Faurie “se alteró al punto de alzar de manera exacerbada su tono de voz y más aún, el dar golpes en la mesa, increpando al representante de la Dirección de Fronteras y Límites de Chile, Pedro Pablo Silva, manifestado que ‘él tenía años de experiencia y no le iban a venir a contar cuentos’, esto último a raíz de que no le agradó que se le dijera que respecto a las revisiones exhaustivas de SAG, estas no podían ser obviadas con la finalidad de dar más fluidez al paso, reduciendo los tiempos de espera, ya que estas estaban claramente establecidas al igual que sus procedimientos. Ante estas circunstancias y discusiones la reunión se dio por finalizada”.

Pero no fue el único informe diplomático, la publicación trasandina relata que en un segundo oficio firmado por varios funcionarios –al que accedió en exclusiva El Mostrador– informó que el objeto de la visita a los complejos fronterizos chileno-argentinos se vio “frustrado”, debido a que el embajador Faurie “evidenció actitudes inamistosas e irrespetuosas” dirigidas, especialmente, hacia el delegado presidencial provincial de Los Andes, personeros de Difrol y otros responsables de los servicios públicos chilenos que asistieron a la reunión.

“En dependencias del complejo Los Libertadores y ante la explicación que se le brindó a propósito de los controles del SAG y el perfil alimentario de nuestro país, Sr. Faurie alzó la voz manifestando que ‘no le voy a aceptar que diga eso, puesto que mi país ya era potencia agrícola mientras ustedes recién aprendían a comer’. Resulta altamente frustrante que en el encuentro no haya existido una disposición decorosa de la contraparte para indagar detalles precisos sobre las actuales necesidades del SICR. El denuesto citado no fue el único, y acciones como la descrita más bien enlentecen los consensos y obstaculizan avances en esta sensible materia”, señala el oficio del cónsul de Chile en Mendoza, David Quiroga Hinojosa, según accedió Carlos Saldivia.

Las actitudes de Faurie, que ya había sido parte de la embajada argentina en Santiago durante la nefasta gestión de Oscar Spinoza Melo, parece seguir aquellos designios y complejizan aún más la ya complicada relación argentino-chilena por el Paso Cristo Redentor.

Te Puede Interesar