domingo 27 nov 2022
Inversiones y control

Aval de intendentes del Gran Mendoza al "plan agua" de Suarez

El gobernador Suarez presentó su plan de inversiones de u$d 200 millones para asegurar la oferta de agua potable por 45 años. Apoyo a la medición en Mendoza.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 5 de octubre de 2022 - 16:39

Con las particularidades propias de cada departamento, los intendentes del Gran Mendoza y de Lavalle le dieron su aval al plan de inversiones de "al menos" u$d 200 millones impulsado por el gobernador Suarez y la empresa concesionaria del servicio, Aysam, para mejorar la disponibilidad de agua en la provincia. Y, aunque resta precisar condiciones, también apoyaron el propósito de generalizar la instalación de medidores.

Fue lo que dejó la reunión entre Suarez y el responsable de Aysam, Alejandro Gallego, con los jefes comunales de Capital, Guaymallén, Las Heras, Maipú y Luján, además del lavallino Roberto Righi.

El de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar, estuvo ausente con aviso a la presentación de la propuesta que el Gobierno expuso para "la provisión de agua potable durante los próximos 45 años". Y que según Gallego será el primer plan integral de inversión de esas características de las últimas 3 décadas, entre gestiones públicas y privadas del servicio, del cual, de acuerdo a lo anticipado, se busca empezar a ejecutar un primer tramo de u$d 60 millones a corto plazo.

La presentación incluyó el proyecto de una nueva planta potabilizadora en el distrito Álvarez Condarco (Luján) y la extensión de la red de distribución (120 kilómetros nuevos, en principio). Esto, además de la optimización de la traza existente, que en aproximadamente un 50% se encuentra en estado regular o malo: por eso, se acordó que técnicos de Aysam empezarán a reunirse con las áreas de cada municipio en los próximos días para definir prioridades.

"Es imprescindible e impostergable emprender grandes inversiones en Gran Mendoza, porque las fallas y carencias son evidentes, como el estado de las redes. Se gasta mal, se consume mucha agua y no se cuida porque no está medida. Nadie va a descubrir nada nuevo. Es tomar la decisión de invertir en algo que provoca muchos conflictos cuando se realizan obras y luce poco cuando se inauguran, pero es vital", aseguró el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias.

Sin embargo, sobre el monto de la inversión, para Iglesias "algunos podrán objetarla y parece grande, pero creo que es poco significativa frente a las necesidades que debemos pensar estratégicamente".

image.png

Por su parte, el jefe comunal de Ciudad, Ulpiano Suarez, calificó como "muy buena" la reunión con el gobernador y el presidente de Aysam. "Fue abierta, para escuchar las inquietudes de los intendentes. Es un primer paso en una planificación que no se daba hace más de 30 años, y aunque está dentro del presupuesto no hay nada definitivo: está abierto a sumar las propuestas que hagan los municipios".

Consenso por los medidores

Una vez consensuado definitivamente, el plan de inversiones hídricas del Gobierno provincial deberá obtener el visto bueno de la Legislatura para el endeudamiento necesario. Para eso, ayer Suarez cosechó el respaldo de los caciques comunales para fortalecerlo en esa instancia.

"Es importante que se discuta un plan, pero se necesita un abordaje integral con Irrigación sentada a la mesa", le planteó al gobernador el intendente de Lavalle, Roberto Righi, preocupado por garantizar el suministro para el riego a los productores de su departamento no sólo con mayor oferta de agua sino con más impermeabilización de canales "y hasta avanzar con la forestación xerófila, para ser más eficientes en el uso de agua".

Asimismo, Righi asumió que, a la hora de discutir el financiamiento necesario "vamos a acompañar si tenemos un buen sistema, porque Lavalle, que tiene muchos operadores chicos, está aguas abajo del río Mendoza y la crisis hídrica se agudiza cada vez más. Hay una idea inicial y me parece importante que lo discutamos".

image.png

Un dato expuesto fue que de toda el agua que se produce y potabiliza por habitante un 40% se pierde por fallas en la red, lo que expone urgencia de invertir fuerte en mejoras.

Pese a faltar a la reunión, García Zalazar también había anticipado su apoyo desde Godoy Cruz. "Es vital repensar los sistemas de riego, el adecuado uso del agua para industria, agro y consumo humano. Hay que medir el agua que consumimos en cada hogar en Mendoza, para tomar real dimensión del problema y ser consciente de la importancia de restringir el consumo desmedido".

A su turno, Ulpiano Suarez se alineó, dentro del plan de inversión, con el eje de trabajo para "promover un consumo responsable de un recurso escaso, porque el agua es el futuro de Mendoza. Más allá de la problemática del cambio climático hubo deficiencias de gestión".

Maipú y Luján: qué dicen los operadores municipales

Entre ambos departamentos vecinos concentran algo más de 92 mil cuentas, sin contar un sector casi lindante con Godoy Cruz que administra Aysam. Lo concreto es que Maipú y Luján, dos de las tres comunas que prestan el servicio de agua y saneamiento para los vecinos, con sus particularidades, también le subieron el pulgar al plan hídrico de la provincia.

Funcionarios de Servicios Públicos de Maipú ya se habían anoticiado del plan en una reunión con Aysam días atrás. El intendente Matías Stevanato coincidió en que "la crisis hídrica es muy complicada y tenemos que hacer inversiones. De hecho, llevamos adelante una muy importante de saneamiento en Rodeo del Medio, Beltrán y San Roque que superará los $1.600 millones, además de los trabajos sobre calle Ozamis".

image.png

El municipio que conduce Stevanato le presta el servicio de agua y cloacas a unas 57 mil conexiones en todo el departamento. Y si bien actualmente condiciona las nuevas conexiones a que el consumo sea medible, se prepara para generalizar la colocación de medidores una vez definida la tarifa que se cobrará.

"Los detalles quiero hablarlos con el gobernador para saber cómo lo quiere encarar. Pero obviamente tenemos que cuidar el agua; vivimos en un desierto y a veces no tomamos conciencia. Eso tiene que ver también con la medición del consumo", reconoció el cacique maipucino.

Su "vecino" de Luján, Sebastián Bragagnolo, también coincidió rescatar la intención de un plan de inversiones a nivel provincial en vez de hacelo individualmente. En el departamento, Aguas Luján, la firma municipal, brinda el servicio a un 80% del territorio.

No obstante, Bragagnolo planteó dos condicionantes que a su criterio "deben estar sí o sí: dentro del área servida por Aysam (al norte de Luján y parte del pedemonte, el 20% restante) hay más de 5 mil familias que mercen la conexión de agua con esa visión. Y pensar un plan integral para toda Mendoza, porque según estudio estimamos que en los próximos 20 años habrá un déficit de 400 litros de agua por segundo".

La preocupación del intendente está en los números actuales de una eficiencia escasa: actualmente Aguas Luján cuenta con 2 plantas potabilizadoras que suministran 750 litros/segundo en conjunto. Esto, sin contar con 25 pozos, de los cuales 10 se abrieron a partir de 2018.

De hecho, Braganolo le dejó al Gobierno provincial un análisis prospectivo de la demanda de agua "en base a la densidad poblacional que iremos teniendo en la próxima década".

image.png

Te Puede Interesar